Silky Kid, el mohair de Lalanalú

En Lalanalú nos gusta que estés a la última sobre tendencias de hilos y fibras para tejer. Así que ya puedes encontrar los ovillos Silky Kid de Kremke Soul Wool en la tienda taller y también la tienda online. Esta mezcla de mohair y seda es tan esponjosa como una nube. En cuanto la toques, sentirás que vuelas cruzando los cielos.

El mohair es una fibra ligera y muy cálida proveniente del pelo de cabra de Angora. Se trata de un hilo fino y resistente, súper suave al tacto y con un toque de brillo. Para dar cuerpo a las labores, suele tejerse junto con otra fibra como la lana, el algodón o la seda.

 

 

 

Por lo general, el mohair se utiliza solo para proyectos de punto de media. Tejerlo a ganchillo resulta más difícil por los finos pelitos naturales de la fibra. Por este motivo, te animamos a combinarlo con otras calidades. Con un poco de práctica, podrás crear las prendas y complementos de mohair que te dé la lana: desde mantas, ponchos y chaquetas hasta jerséis, faldas, cuellos y gorros.

Silky Kid de Kremke Soul Wool lleva 72% de mohair y 28% seda. Cada ovillo de 25 g, contiene unos 210 metros de hilo para tejer con agujas de entre 3.5 y 5 mm. Al combinarlo con otro hilo, recuerda que tendrás que ajustar la medida de la aguja utilizada.

Para que te lances a la suavidad del mohair, hemos elegido el patrón de una chaqueta tejido con agujas circulares. Se trata nada más y nada menos que la chaqueta Elton de Joji Locatelli. Te recomendamos combinar Silky Kid con un hilo de grosor fingering como Tosh Merino Light de Madeline Tosh, Colori de BC Garn o Sock & Roll de Ovejita Be! Así seguro que aciertas.

 

Chaqueta Elton de Joji Locatelli, vía Ravelry

 

Chaqueta Elton de Joji Locatelli, vía Ravelry

 

Chaqueta Elton de Joji Locatelli, vía Ravelry

 

Un aviso a tejedoras: al ser una fibra tan delicada, requiere cuidados especiales de lavado y no está indicada para pieles sensibles. Aunque sea muy suave, su pelo puede ocasionar molestias.

La buena noticia es que los tejidos de mohair no se arrugan. Si te animas probar Silky Kid, crearás una prenda para toda la vida. Apúntate a lo último de lo último en fibras naturales y empieza a sentir su increíble suavidad.

Ashling Shawl de Veera Välimäki #melotejoparabcnknits

Os lo hemos contado otras veces. En Lalanalú somos unas chaladas de los chales. Kiara ya os explicó su historia de amor con el chal Swaye de Deanne Ramsay. Ahora me toca a mí y quiero hablaros de mi flechazo con el Ashling Shawl de Veera Välimäki. Esta diseñadora tan lalanalunera será una de las talleristas de Barcelona Knits y, como muchas de vosotras, tenía ganas de tejer algo especial para la feria.

 

Cuando vi el Ashling shawl me enamoré. El chal tiene un cuerpo tejido a punto bobo y un delicado calado en el borde. Me decidí por el tamaño pequeño, aunque existe otro más grande. Después del flechazo, sólo me faltaba el hilo adecuado para seguir con mi historia de amor. Aunque confieso que no sé qué fue antes si el patrón o la madeja. 

 

 

 

 

Quería tejer un chal con Nepal de Pascuali de color rojo. Y este par son tal para cual: como un Romeo y una Julieta del mundo tejeril. Ese hilo es ideal para tejer prendas de entretiempo. Una mezcla perfecta de algodón, ortiga y lino que le da mucha caída al chal y un punto de brillo muy lalanalunero. 

 

Me hace especial ilusión tener acabado este chal para Barcelona Knits, así podré recibir a Veera con uno de sus diseños sobre los hombros. También estará el equipo de Pascuali con sus ovillos y sus lanas. Así que podré lucir a mi amorcito por partida doble.

 

 

Si aún no te has decidido por un proyecto para el kal #melotejoparabcnknits, te lo recomiendo 100%. No soy nada celosa con este idilio. El patrón está muy bien explicado, es muy fácil de seguir y se teje a toda lana. Además es gratis. ¿A qué estás esperando? Descárgatelo aquí y ¡manos a las agujas y al flechazo! 

 

Eva

Deanne Ramsay: el chal Swaye o la reinvención del ganchillo

Atención, ganchillera: ¡este post es para ti! Ya sabes lo difícil que resulta encontrar diseñadores y patrones lalanaluneros para tejer a ganchillo. Por eso, voy a compartir contigo mi último gran descubrimiento. Es, nada más y nada menos, que tachán…. Deanne Ramsay: una diseñadora australiana que publica sus patrones como Addydae Designs y te dejará sin palabras.

Descubrí los diseños de Deanne mientras buscaba un patrón para tejer un chal de entretiempo. Como soy friolera, siempre llevo uno en el bolso preparado para protegerme del aire acondicionado y del viento. Esta vez, no quería hacer el tradicional modelo redondo o triangular. Me apetecía tejer algo distinto. Fue entonces cuando me topé con el patrón Swaye en Ravelry. Fue todo un hallazgo.

 

Chal Swaye de Deanne Ramsay, vía Ravelry

 

 

 

Hacer el menor esfuerzo para obtener un resultado óptimo disfrutando de cada punto del proceso. Es el lema de nuestra diseñadora de hoy. Como Deanne Ramsay es una madre muy atareada, ha encontrado la solución perfecta. Sus patrones combinan puntos básicos para crear formas innovadoras y poco habituales en los patrones de ganchillo. Además, siempre anima a las tejedoras a dar un toque personal a sus diseños, eligiendo colores alternativos o añadiendo otros puntos más elaborados.

Para tejer el chal Swaye, me decidí por el hilo Soft Silk de BC Garn, seda salvaje bourette 100%. Esta fibra es ideal para tejer un chal de entretiempo porque se adapta a la temperatura corporal en cualquier estación. Si eres calurosa, te recomiendo utilizar lino u algodón. Pero si ya estás pensando en proyectos para otoño, sin duda lo mejor es la lana. ¿Te cuesta decidirte? Ven a Lalanalú y te aconsejaremos sobre el hilo que mejor se adapta a tus necesidades lalanaluneras.

Volvamos al patrón. El chal Swaye es un proyecto de nivel intermedio. Tienes que saber identificar los puntos, tejer cadeneta, punto raso, punto bajo y hacer cambios de color. Las instrucciones son muy claras y está muy bien explicado. Lo que más me gusta es su formato alargado, trabajado con vueltas cortas. Recuerda mucho a las labores tejidas con estilo free-form. Yo opté por una versión un poco más larga y decidí añadirle unas vueltas lalanaluneras.

 

 

 

Los chales de Deanne Ramsay se inspiran en los patrones de punto de media y logran darle un punto muy original a sus diseños de ganchillo. Entre las creaciones de Addydae Designs también encontrarás gorros, cuellos y mitones, ropa infantil y algunas mantas de bebé. Además de los complementos, te recomiendo sus faldas o el jersey a rayas de manga larga terminado con mitones, Blurred Lines. Lo difícil será decidirse por uno de sus patrones. En palabras de Deanne, lo importante es que juntas demostremos al mundo lo maravilloso que puede ser el crochet. Si tú también quieres reinventarte, no esperes más a empezar tu chal Swaye.

Ni 1 ni 2, en marcha 5 KALES para Barcelona Knits

Queremos que la vuelta de vacaciones sea tejer y cantar, así que en Lalanalú estamos dándolo todo. Por eso, nos alegra tanto comprobar que no somos las únicas, que hay más gente dispuesta a mostrar su amor a la lana antes de la llegada del otoño. Ya sabéis que estamos participando en la organización de Barcelona Knits, la feria que se celebrará en noviembre por y para tejedoras y tejedores.

Aún quedan unos meses para que llegue Barcelona Knits y las redes están que arden con emoción tejeril. Se han organizado nada menos que 5 KALES en castellano con un objetivo común: Tejer juntas un proyecto para estrenar en la feria y conocerse (y reconocerse) así en persona.

 

Sumarse a un KAL es una muy buena forma de empezar el curso y coger el ritmo. Te obliga a empezar o retomar un proyecto, tienes más de dos meses para darle a las agujas o al ganchillo y compartes tu experiencia tejeril en grupos. Vamos a ponerte al día para que elijas el que te dé la lana. A nosotras nos tienen enamoradas todos y no sabemos por cuál empezar.

 

  1. #melotejoparabcnknits

Puedes elegir el patrón que quieras, a punto de media o a ganchillo. La única condición es unirte al grupo en Ravelry de fikknits y usar el hashtag en las redes #melotejoparabcnknits

 

  1. #easystripesshawl

Luymou ha diseñado el patrón de este chal tan lalanalunero especialmente para estrenar en Barcelona Knits. El Easy Stripes está tejido a punto de media y es ideal para iniciarse en el punto brioche. Ya está en marcha y puedes unirte al grupo Kal Easy Stripes! en Facebook dirigido por @piruletrix.

 

Easy Stripes Shawl de Luymou

 

Easy Stripes Shawl de Luymou

 

Te recomendamos las nuevas lanas de Lalanalú teñidas a mano con mucho amor y a la altura del patrón: Tosh Merino Light, 100% lana merino procedente de ovejas ‘muesling free’ de Madeline Tosh y Linea de WalkCollection, una mezcla de alpaca, lino y seda que te encantará.

 

Tosh Merino Light de Madeline Tosh

 

Linea de WalkCollection

 

  1. #Kraemaraton

Lo organiza Vanessa Pellisa, la traductora al castellano de los patrones de Isabell Kraemer. Empieza 5 de setiembre y termina el 5 de noviembre. Puedes elegir el patrón que quieras de la tienda de Isabell en Ravelry y apuntarte al grupo Kraemaraton. Este KAL tiene premio para las que lo terminen caben a tiempo y, si te vienes a Barcelona Knits, podrás participar en un sorteo para pasar una tarde con Isabel Kraemer en vivo y en directo.

 

Humulus de Isabell Kraemer

 

Kraemaraton organizado por Vanessa Pellisa

 

Te recomendamos el algodón Suave de Pascuali. Como no es un algodón peinado, conserva toda su suavidad y mantiene la temperatura corporal. Da más calor que los algodones habituales y, por eso, se conoce como “lana vegana”. Es el hilo ideal para tejer el jersey ‘…against all odds (Max)’: una prenda muy versátil y casual, ideal para llevar durante los días de otoño y estrenar en Barcelona Knits.

 

…against all odds (Max) de isabell Kraemer

 

Suave de Pascuali

 

  1. #multikaldesmadejada

Desmadejada ha montado un KAL para que tejas a tu aire, como nos entusiasma a nosotras. Puedes elegir cualquiera de sus patrones en Raverly: desde un chal hasta un gorro. Empieza el 1 de septiembre y termina el 30 de noviembre. Tienes 3 meses y, si terminas a tiempo, tendrás un premio sorpresa. En Barcelona Knits podrás tejer aguja con aguja con Sonia y preguntarle lo que te dé la lana.

 

Multi Kal de Desmadejada

 

Multi Kal de Desmadejada

 

  1. CAL Coco o Kalho

Mammadiypatterns también se apunta a la fiesta de los KALES. Está diseñando el patrón de un boxy de inspiración mexicana para tejer a ganchillo. Si eres fan de Frida Kalho (¡qué bien le va ese nombre para algo así!) y de las blusas huipil de Oaxaca, este es tu CAL.

 

KAl de Mammadiy

 

Esperamos que estos proyectos te sirvan de inspiración para empezar el curso con nuevos proyectos. En Lalanalú, podemos aconsejarte sobre hilos y madejas. Y, si necesitas ayuda extra, ya sabes que en la tienda taller encontrarás clases personalizadas para guiarte punto por punto y llegar a tiempo a Barcelona Knits. Son 5 KALES como 5 soles para volver de vacaciones con toda la emoción.

Madeline Tosh & WalkCollection: teje proyectos de pretemporada

Querida, Lalanalú: seguramente, en estos momentos estarás aprovechando los últimos días de vacaciones. Si ya estás de vuelta, es probable que estés todavía en modo avión y no sepas ni dónde tienes la cabeza. En Lalanalú tenemos justo lo que necesitas para volver y con ganas. Acabamos de recibir las madejas de Tosh Merino Light de Madeline Tosh y Linea de WalkCollection para empezar la pretemporada a toda lana. ¿Preparada para poner a punto tu próximo proyecto? 

 

 

Si quieres decir adiós a la depre postvacacional y empezar a tejer proyectos de pretemporada, estás de enhorabuena: Madeline Tosh se incorpora a la familia de lanas de Lalanalú. ¿A que de repente se te ha pasado la ñoña? Esta marca es toda una referencia por la calidad de sus hilos y su paleta de colores lalanaluneros. La lana proviene de Sudáfrica y es “museling free” para garantizar el proceso respetuoso con el medioambiente. Todas sus madejas están teñidas a mano con mucho amor en Texas, en el corazón de Estados Unidos. Sus tintes son únicos, sus ediciones son limitadas y cambian en cada temporada. ¿Se puede pedir más?

 

En Lalanalú, hemos elegido la calidad Tosh Merino Light. Es una lana 100% merino superwash, con una sola hebra. Es ideal para tejer con agujas de entre 2.25 y 3.5 mm, en función de tu tensión y de la textura del proyecto. Cada madeja de 100 g tiene unos 384 m. El hilo es muy esponjoso y sedoso al tacto. Por eso, está especialmente recomendado para tejer chales, chaquetas y jerséis de uno o más colores. Los colores pueden variar en cada madeja, así que asegúrate de llevarte toda la lana que necesitas para tu proyecto.

 

Como sabemos que las lanas teñidas a mano te gustan tanto como a nosotras, también hemos traído las WalkCollection desde Alemania. En Lalanalú nos estrenamos con la calidad Linea, que Cathrin ha teñido, madeja a madeja, en su estudio durante el verano. Su composición es una mezcla de fibras naturales de calidad extraordinaria: 50% baby alpaca, 25% lino y 25% seda. El lino le da una textura increíble; la alpaca, suavidad y la seda hará brillar tus proyectos más lalanaluneros. Si eres una chalada por los chales, no te podrás resistir: las madejas son súper suaves al tacto, dan una gran definición al punto y sus colores, simplemente espectaculares. 

 

Esperamos te animes a empezar proyectos de pretemporada. Cuanto antes comiences, antes superarás el síndrome postvacacional. Ya sabes lo que dicen: a grandes males, grandes remedios. O como nos gusta decir en Lalanalú: haz lo que te dé la lana. ¡Nos vemos!

Desde São Paulo con amor y labor

¡Saludos lalanaluneros desde São Paulo! En este viaje, como en tantos otros, antes de hacer la maleta me puse a pensar… ¿Qué podría tejer durante mis vacaciones? Decidirse puede ser complicado. Yo, al menos, doy muchas vueltas a la preparación de mi bolsa de labores. Es difícil decidirse. Pero ha llegado el momento de compartir algunos trucos.

Para tomar la decisión más adecuada es importante responder a estas preguntas: ¿cuál es el destino de mis vacaciones?, ¿qué medio de transporte utilizaré, si voy a tejer durante el trayecto? y ¿cuánto tiempo pienso dedicarle a cada labor? Las respuestas nos llevarán a los proyectos ideales y a las provisiones necesarias para el viaje. Elemental, querida Lalanalú.

 

 

Mi destino ha sido São Paulo, como ya sabéis. Tenía por delante dos trayectos en avión: uno de 2:30 h y otro de nada menos que 12 horas. Mucho tiempo para entretenerme y varios controles de seguridad en aeropuertos. Para evitar problemas, decidí no llevarme ganchillos extra ni accesorios de costura. Decidí quedarme sólo con la labor y el material indispensable para tejer durante el vuelo. Lo ideal en un viaje así es tener a mano una bolsa de labores grande.

Para el trayecto de ida, suelo elegir un proyecto largo y sencillo, sin muchos cambios de colores ni puntos complicados. Para tejer durante las vacaciones, me decido por otro más ligero y divertido. Suelen ser amigurumis, porque me gusta regalarlos a los más peques de la familia. Para la labor del viaje de vuelta me va mejor algo rápido o que pueda tejer por partes, porque el vuelo suele ser nocturno y me gusta ver películas y dormir en algún momento.

Hace tiempo que tenía ganas de tejer algo para mi abuela. Así que para el trayecto de ida desde Barcelona me decidí por una bufanda con puntos calados con Soft Silk. La idea era utilizar dos puntos sencillos que combinados quedan muy resultones. Y lo más importante: es fácil de tejer mientras veo películas o escucho música, porque no necesita demasiada atención.

 

 

Ahora, durante mi estancia, estoy tejiendo el amigurumi René Yacaré. Es uno de los personajes del libro La Banda de Pica Pau para la hija de una amiga. Por eso, me he traido un poco de guata para el relleno y ojos de seguridad para terminarlo.

 

 

Para la vuelta, me he reservado cinco ovillos de algodón Suave. Pero aún no he decidido el proyecto. Me quedan muchos días para navegar por Ravelry y descubrir un patrón para tejer el chal que se adapte a las características de este hilo tan lalanalunero.

 

Espero que mis consejos te sirvan de ayuda en tu próximo viaje. Y tú, ¿Cómo te organizas? ¿Cuáles son tus trucos de viaje? ¡Anímate a compartirlos!

Hetty: la última tentación de Eva

Estos días he estado con el Casal infantil, las clases personalizadas y la organización de Barcelona Knits y me ha quedado poco tiempo para tejer. Por eso, decidí salir a navegar por Ravelry hasta encontrar el patrón ideal para darme un capricho. ¡Y encontré toda una tentación! Hetty de Andi Satterlund es una chaqueta corta sin costuras, con nombre propio y un aire retro. Es perfecta para llevar sobre mis vestidos vintage cual pinup lalanalunera. Muy de mi estilo.

 

El diseño parece clásico: cuello redondo, punto calado y cierre con botones. Pero no hay que dejarse llevar por las primeras impresiones. Para darle un punto vintage, como a mí me gusta, solo hay que darle la vuelta y llevarla muy ajustada sobre un vestido o un conjunto de top y falda con vuelo. Si te decides por un hilo de color vivo para contrastar, comprobarás que ya estás preparada para ser la estrella del swing.

 

 

 

 

 

Yo en seguida pensé en los colores de Oceano de Rosários 4. Su composición, 70% algodón y 30% lana, le da el tacto y la caída que necesita. Y, precisamente, tenía unos ovillos amarillo reservados. Llegados a ese punto, ya sólo me quedaba coger mis agujas circulares ChiaoGoo y ponerme a la labor.

 

 

 

El diseño original es una talla pequeña, pero existen más grandes. Antes de empezar, debes tener en cuenta las medidas del contorno del torso para adaptarlas a las de tu pecho. Luego solo es cuestión de ponerse a tejer y de dejarse guiar. El cuerpo se teje de una sola pieza desde la espalda y continúas por los frontales. Se complica con las mangas pero sólo hay que seguir las instrucciones de Andi punto por punto y rematar con 8 botones. Yo los elegí de color menta porque me encanta la mezcla.

 

El broche final es el vestido. Una pieza hecha a mano de tela roja con topitos blancos y negros. Y ya estoy a punto para estrenar mi Hetty. Si te parece una combinación demasiado extremada, en Ravelry encontrarás más de 400 versiones para inspirarte. Y si te gusta el estilo de Andi tanto como a mí, visita su web Untangling Knots. Te volverás loca de atar, es apasionante.

 

Eva

Patrón bolsa de punto red al estilo Lalanalú

Practicar el consumo sostenible no es una moda. Se trata de una cuestión de principios. Por eso, en Lalanalú siempre te invitamos a revisar tu stash y a comprar lanas con sentido y sensibilidad. Afortunadamente, cada vez somos más los que usamos tote bags o bolsas reutilizables y nos olvidamos del plástico. Ahora, además, hemos creado el patrón de la clásica bolsa de punto red pero al estilo Lalanalú.

 

Para tejer esta bolsa tan sostenible y lalanalunera, sólo necesitas un ovillo de algodón Regata de Rosários 4, restos de hilos de tu stash y un ganchillo de 3 mm. Este patrón es un modelo muy versátil, pequeño, ideal para llevar en el bolso. Te irá genial para las compras de última hora o para llevarla al parque, a la montaña, a la playa o dónde te dé la lana.

 

 

 

 

Son muchas las tejedoras que crean sus propias bolsas personalizadas. Tú también puedes hacerlo y adaptar el patrón a tus necesidades. Teje un modelo más grande, alarga el asa y, si eres manitas y te gusta la costura, te invitamos a coserle un forro y añadir botones o una cremallera. Nos encantará verla.

 

Si ya eres una ganchillera experta y quieres llevar tu bolsa de punto red a otro nivel, atrévete a dibujar motivos con tapestry. En el libro Crochet Moderno de Molla Mills, encontrarás muchas ideas para inspirarte, acompañadas con gráficos y explicadas paso a paso.

 

Para generar menos residuos, los comercios ya han empezado a cobrar por las bolsas de plástico para concienciarnos un poco más. Medidas así parecen pequeñas pero son grandes porque nos ayudan a cuidar del medioambiente. Nuestro amor por los hilos y el sueño de vivir en un mundo forrado de ganchillo nos ha llevado a diseñar este patrón. Al compartirlo, queremos que lo tejas y que utilices esta bolsa como una pequeña acción en defensa de nuestro planeta.

 

Así que ya sabes: teje, comparte y difunde tu amor por la lana. ¡Y por un planeta mejor!

 

Patrón: Bolsa de red lalanalunera para ir a la compra, a la playa o dónde te dé la lana

Material
Hilo de Algodón Regata de Rosários 4 en dos colores
Ganchillo de 3 mm

Instrucciones

Puntos especiales

Punto red: (punto alto, cadeneta, salta un punto) *repite la secuencia hasta el final de la vuelta y termina con una cadeneta.

Punto garbanzo: (coge hebra, entra en el siguiente punto, coge hilo y sal)* repite esta operación 4 veces. Coge hilo y saca todas las hebras del ganchillo.

Punto entretejido en dos colores: (punto bajo, cadeneta, salta un punto)* repite la operación por toda la vuelta con el color A. En la siguiente vuelta, repite la misma operación con el color B, tejiendo los puntos bajos en los espacios de las cadenetas.

Color A
Teje 63 cadenetas. Comienza en la cuarta cadeneta desde el ganchillo, teje un punto alto en cada cadeneta hasta la penúltima cadeneta de la vuelta. Teje 3 puntos altos en esta última.

En la parte inferior de la cadeneta, continúa tejiendo puntos altos. Uno en cada punto, hasta el final de la vuelta. En el último punto, donde se encuentran las tres cadenetas de subida (el primer punto), teje dos puntos altos y cierra la vuelta con un punto raso en la tercera cadeneta.
Una vez completada esta vuelta, tendrás lista la base de la bolsa de red.

A continuación, empieza a trabajar con el punto red.
Después del punto raso, teje 4 cadenetas al aire, salta un punto y teje un punto alto. Continúa en punto red hasta el final de la vuelta. Cierra la vuelta con un punto raso y repite esta secuencia hasta que obtengas el tamaño de bolsa que quieras. Cierra la vuelta con un punto raso.

Acabado y asas

A partir de ahora tejeremos en redondo:
1ª vuelta: Un punto bajo en cada punto (color A).
2ª vuelta: (Cuatro puntos bajos en color A, un punto garbanzo en color B)* repite esta operación hasta el final de la vuelta y termina con un punto garbanzo.
3ª y 4ª vueltas: Un punto bajo en cada punto (color A).
5ª vuelta: 15 puntos bajos, 60 cadenetas, salta 30 puntos, 30 puntos bajos, 60 cadenetas, salta 30 puntos, 15 puntos bajos (color A).
6ª vuelta: Una vuelta de punto entretejido color A.
7ª vuelta: Una vuelta de punto entretejido color B.
8ª vuelta: Un punto bajo en cada punto y cierra con punto raso.

¡Tu bolsa de red ya está lista para estrenar!

Granny Squares contemporáneos: nuestra lectura recomendada para el verano

Quien nunca haya tejido un granny square, que tire el primer ovillo. Como todos los grandes clásicos, los cuadrados tejidos a ganchillo también se actualizan. La editorial Gustavo Gili acaba de publicar el libroGranny Squares contemporáneos. 20 cuadrados de crochet de inspiración nórdica de Maria Gullberg. Una excusa ideal para cambiar las fundas de los sofás y cojines este verano.


María Gullberg crea patrones de ganchillo de inspiración étnica y folclórica. En este manual, cada cuadrado se acompaña de un gráfico y un texto explicativo sobre el punto de partida de su creación. Ésta va desde una obra de arte, una visita a un jardín botánico o un efecto óptico hasta tapices y bordados tradicionales o motivos populares de las culturas escandinava, oriental o africana.

 

 


Hay muchos granny para elegir, pero “Encuentros” me ha robado el corazón. Es de nivel intermedio y está inspirado en las formas del caleidoscopio. La base está tejida en blanco y negro, pero los verdaderos protagonistas son los cuadrados en colores vivos. Se tejen todos de la misma manera, cambiando el color para contrastar. Lo más divertido y también lo más complejo es unirlos en distintas direcciones hasta crear el dibujo para una manta.


El cuadrado “Años 50” podría convertirse en un cojín a juego. Claramente inspirado en los motivos de época, el original está tejido en verde, rojo y negro, pero los colores podrían adaptarse perfectamente a los de la manta para darle un punto diferente al conjunto.

 

 


Yo ya tengo mis preferidos. ¿Y tú a qué esperas? Dale una vuelta a proyectos tan tradicionales como mantas, alfombras cojines o bolsos con Granny Squares contemporáneos. Lo encontrarás en nuestra tienda-taller o en lalanalu.com 24/7. Este verano, a leer y a tejer.

Chal Ginko Crescent para tejer con Suave

Cuando descubrimos el hilo Suave de Pascuali nos volvió locas. Seguro que a ti también. Se trata de un algodón sin peinar, que tiene el mismo aspecto que el mohair o la angora. Es tan suave y esponjoso al tacto que, al coger un ovillo entre las manos, parece que estás acunando una flor de algodón. ¿Te parece cursi? Pues espera a tocar este hilo, al que llaman lana vegana. Yo tuve un deseo de tejer con este hilo tan grande, que en seguida empecé a darle vueltas a un nuevo proyecto. 

 

Encontrar el patrón perfecto para tejer con Suave fue muy fácil. Me decidí por el chal Ginko Crescent de Jade Keaney. Tiene forma de medialuna y lleva un calado muy lalanalunero en el contorno. Además es gratuito y puedes encontrarlo entre 3 tamaños. Yo elegí el mediano para llevarlo en verano sobre los hombros. Escoger un color fue lo más difícil. Al final, me decidí por el verde menta porque, además de dar mucha luz, combina con todo. 

 

 

 

 

Este patrón es sencillo pero el calado le da un punto muy elegante. Como gran parte del esquema es liso lo tejí bastante rápido. El contorno es un poco más complejo, ya que el calado se trabaja tanto en la pasada del derecho como en la del revés. Pero en realidad no tiene mucha dificultad. Sólo necesitas saber hacer aumentos y disminuciones y el resultado es realmente espectacular.

 

Lo que más me ha sorprendido al tejer este chal es que solo he utilizado 50 g de hilo, que equivalen a dos ovillos de 25 g de Suave. Es tan ligero y ocupa tan poco espacio que lo puedes llevar fácilmente en el bolso, por pequeño que éste sea.

 

 

Espero que te animes a tejer tu propio Ginko Crescent. Sólo necesitas un par de ovillos de hilo de grosor fingering y darle a las agujas. Lo tendrás terminado para empezar verano muy suavemente.

 

Eva