Preguntas Frecuentes Lalanalú


Mi área personal


¿Por qué tengo que registrarme?

Al registrarte en Lalanalu.com, podrás verificar tu historial de pedidos, acceder a vales de descuento especiales, crear listas de regalo y enviarlas a tus amigos y consultar los patrones descargables diseñados en Lalanalú. Te explicamos cómo sacar el máximo partido de tu área personal punto por punto:


Cómo creo y accedo a mi cuenta

Puedes crear y acceder a tu cuenta usando el botón “iniciar sesión” que aparece en la parte superior izquierda de la pantalla.
Si es tu primera visita, escribe tu correo electrónico en el apartado “crear cuenta”. Rellena las casillas con tus datos personales y pulsa el botón “registrarme”.
Si ya tienes una cuenta, puedes acceder de la misma manera, con tu correo electrónico y contraseña en el apartado “¿Ya estás registrado?”. Así de fácil.


Cómo utilizo mis vales de descuento

Los vales de descuento son códigos generados especialmente para nuestros clientes. Inicia tu sesión y verifica tu vale en el apartado “Mis vales” en tu área personal. Allí encontrarás un código, junto la descripción del producto, cantidad disponible, tipo de descuento y la fecha de caducidad de la promoción.
Al finalizar tu pedido, sólo tienes que introducir el código y el descuento se aplicará automáticamente.


Para qué sirve mi wishlist (lista de deseos)

Crear una es wishlist la forma más lalanalunera de guardar tus productos preferidos. Puedes tener tantas listas como quieras y compartirlas con quien te dé la lana.
Inicia tu sesión y ves al apartado “Mi wishlist”. Crea listas por categorías (ovillos, agujas, complementos, etc.) o una sola lista con lo que más te guste de nuestra página web.
Cuando veas un hilo, libro, accesorio o patrón que quieras guardar, pulsa el botón “añadir a mi wishlist” debajo del botón “añadir al carrito”. Si tienes más de una lista, podrás seleccionar la mejor opción. Para modificar la cantidad y la prioridad de cada producto, sólo tienes que pulsar el botón de “guardar” después de cada cambio.
Podrás revisar el contenido de tus wishlists y compartirlas cuando quieras con hasta 10 personas.


Cómo accedo a mis patrones descargables

Todos nuestros patrones son gratuitos. Te los puedes descargar en PDF y consultarlos cuando quieras en tu área personal.
Inicia tu sesión. Elige los patrones que te dé la lana, añádelos al carrito y haz tu pedido gratis. En tu “Historial de pedidos” verás la referencia de tu pedido. Allí aparecerá el icono de un enlace (una cadena con una flecha verde). Clica sobre el número y selecciona el patrón para descargártelo.

Para bajarte el patrón en cualquier otro momento, entra en tu área personal. Estará disponible en el “Historial y detalles de mis pedidos”.

También te lo puedes descargar directamente en tu ordenador, tablet o móvil, pulsando el botón 'descargar pdf’, aunque entonces no quedará registrado en tu historial para posteriores consultas.

Envíos y plazos de entrega


En Lalanalú nos gusta la atención personalizada. Por eso, utilizamos un servicio de mensajería para todas las compras que hagas a través de la tienda online. Buscamos los mejores precios, plazos de entrega y calidad del servicio.

Todos los pedidos realizados de lunes a viernes antes de las 16 h se envían el mismo día.
elación de destinos, precios y plazos de entrega



Península ibérica y Portugal

Plazo de entrega: de 1 a 3 días laborables
Costes de envío: 5€ para compras inferiores a 45€
Gratis para compras superiores a 45€


Islas Baleares (Mallorca, Menorca, Ibiza, Formentera y Cabrera)

Plazo de entrega: de 1 a 3 días laborables
Costes de envío: 10€ para compras inferiores a 45€
5€ para compras superiores a 45€


Gran Canaria y Tenerife

Plazo de entrega: de 2 a 4 días laborables
Costes de envío: 15€ para compras inferiores a 45€
10€ para compras superiores a 45€



Lanzarote, Fuerteventura, La Palma, El Hierro, Ceuta y Gibraltar

Plazo de entrega: de 2 a 4 días laborables
Costes de envío: 20€ para compras inferiores a 45€
16€ para compras superiores a 45€


Destinos internacionales

Hacemos envíos a todo el mundo. Al proceder con el pago de tu compra, el valor se actualizará automáticamente. Si tienes cualquier duda sobre los precios o el plazo de entrega, consúltanos  por el chat en línea o envíanos un correo electrónico a hola@lalanalu.com.

  • No nos responsabilizamos de los costes adicionales por retenciones en aduanas del país de destino .
  • En el caso de ausencia del cliente en la dirección indicada, nuestro servicio de mensajería hará dos intentos de entrega. Al tercero, habrá un recargo adicional.


Cambios y devoluciones


No aceptamos cambios o devoluciones de libros y patrones. Admitimos cambios y devoluciones en el caso de hilos y accesorios, cuando el producto esté en mal estado o no se ajuste al pedido realizado. En tales casos, tienes 14 días naturales desde la fecha de entrega para escribirnos un correo electrónico a hola@lalanalu.com indicando el número de tu pedido, la razón de la devolución y una imagen del producto para que podamos verificar el problema. Una vez comprobado, recogeremos el paquete para proceder con el cambio y asumiremos los gastos. No aceptaremos productos fuera de su embalaje original, dañados por causas ajenas o ya utilizados. Una vez verificado, el reembolso se realizará mediante el método de pago que hayas empleado en tu pedido. Si se trata de un producto defectuoso, te enviaremos uno en buen estado en cuanto recibamos la mercancía dañada.

Los colores de los hilos y complementos pueden variar dependiendo de la resolución y configuración de las pantallas del ordenador o dispositivo móvil que utilices. Si tienes dudas acerca el color real, ponte en contacto con nosotras a través del chat en línea o por whatsapp (693 813 179).

Cómo elegir el hilo adecuado para mi labor

Cada proyecto precisa de un tipo de fibra y grosor adecuados. Por eso es importante conocer todas las posibilidades antes de empezar.


Tipos de fibras

  • El rey de los hilos es el algodón, ya que puedes utilizarlo durante todo el año por su gran resistencia. Como permite que la piel transpire, está recomendado para tejer cualquier tipo de labor y prendas para bebés de hasta 3 meses.
  • Existen distintos tipos de lanas, pero la merino es la más conocida. Es muy suave al tacto y puedes tejer prendas para todas las edades: desde gorros, bufandas y guantes hasta mantas y chales. Está indicada para personas con piel sensible.
  • La seda salvaje es una fibra natural, que se adapta a la temperatura corporal por lo que puedes tejer con ella durante todo el año. Recomendada para tejer chales, tops y chaquetas.
  • La alpaca es una de las fibras más cálidas y ligeras que existen. De fibra corta y muy suave al  tacto, es ideal para tejer prendas como vestidos y complementos de otoño / invierno tanto para adultos y niños a partir de 6 años. La alpaca 100% no es recomendable para personas con piel sensible.
  • El lino es una fibra rústica, muy resistente y transpirable. Es perfecta para tejer prendas veraniegas anchas con mucha caída y complementos de moda.
  • El bambú es una fibra vegetal e hipoalergénica. Tiene un tacto muy sedoso y fresco, ideal para tejer prendas y suaves mantitas de bebé, tanto en primavera como en verano.
  • El mohair proviene del pelo de la cabra de Angora. Esta fibra es muy ligera y mantiene muy bien el calor, ya que se adapta a la temperatura corporal y no absorbe la humedad. Por eso se utiliza para tejer prendas de abrigo como jerséis, chaquetas, chalecos y chales. La reconocerás por su brillo característico.
  • Las mezclas reúnen lo mejor de cada fibra, creando texturas y calidades excepcionales. Cada una es única por su composición. Encontrarás una descripción detallada en cada producto.


Fibras orgánicas

En Lalanalú nos gusta ofrecer variedad y calidad en nuestra cuidada selección de hilos. Las lanas y algodones orgánicos provienen de pequeñas producciones respetuosas con el medio ambiente. El proceso para obtener las fibras, tanto en el cultivo de las plantas como en el cuidado de los animales, se lleva a cabo en total armonía con la naturaleza. Los tintes no llevan pesticidas, productos químicos ni metales pesados para beneficiar a productores y consumidores y así garantizar la máxima calidad de ovillos y madejas.


Grosores

El grosor sí importa. Seguramente has visto que existen distintas medidas en las etiquetas de ovillos y madejas. Cuanto más fino (lace, fingering, light fingering y sock), más metros de hilo y más pequeña la aguja. Se trabaja en chales, calcetines y prendas con puntos calados y bien definidos. En cambio, los hilos más gruesos (bulk y super bulk) se utilizan para proyectos de un formato mayor, con uno o dos ovillos, como cuellos o gorros tejidos con agujas gruesas. Los demás grosores (aran, dk, y worsted) sirven para todo tipo de labores como jerséis, mantas, etc.

Todos los hilos llevan una medida de aguja recomendada en su etiqueta. Lo mejor es que practiques con distintas agujas para elegir la tensión que se adapte mejor a tu labor. Recuerda que los puntos no deben quedar ni muy apretados ni demasiado sueltos. Por eso, te invitamos a tejer con distintas medidas de hilos y agujas hasta encontrar la mejor combinación.


Cómo organizo mis lanas

La mejor manera de guardar tus hilos es separarlos por tipo de fibra, los hilos más frescos como el algodón, el lino y la seda de las lanas, alpacas o mohairs. Puedes agruparlas por marcas, colores o composición y guardarlas en una bolsa de plástico con cierre zip dentro de una caja de plástico. Para evitar polillas, te recomendamos crear tu propia bolsita de hierbas. En un retal de algodón, mezcla un poco de lavanda y romero seco con una ramita de canela. Cóselo con unas puntadas y una bolsita en cada una de tus bolsas de lanas.


Cómo tejo una muestra

Antes de empezar un proyecto, es muy importante que tejas una muestra. Cada fibra tiene una composición determinada. Por poner un ejemplo, no es lo mismo tejer con algodón que con lana, ya que sus fibras tienen comportamientos distintos. Los hilos pueden ser elásticos, ceder o encoger con el lavado, y lo descubrirás cuando empieces a tejer. Por eso es importante comprobar los resultados de la muestra una vez tejida y lavada. También te servirá para adaptar patrones de punto de media según la tensión y el hilo utilizados.

Teje una muestra de 10 x 10 cm a punto derecho. Cuenta los puntos y el número de vueltas de tu muestra y haz una regla de tres con las medidas de la muestra que marca el patrón. 

Una vez tejida la muestra, lávala y bloquéala para ver si encoge o si hay otros aspectos que a tener en cuenta cuando tejas tu labor.

No solemos tejer muestras para adaptar patrones de ganchillo, pero te recomendamos tejer una siempre que trabajes con un hilo nuevo.
 



Cómo lavo mis prendas de punto

Conserva la etiqueta de la lana que has elegido. En ella se indican las instrucciones de lavado necesarias. Si la has perdido y tienes lalanadudas, te recomendamos lavar siempre a mano las prendas tejidas con fibras naturales.

Si la composición contiene una parte de acrílico, puedes lavar la prenda a máquina y en frío, utilizando un programa especial para ropa delicada y dentro de una bolsita para proteger tu labor. Antes de lavarla, dale la vuelta para evitar roces y mantenerla en buen estado.

  • Lavado a mano

Si vas a lavar tu prenda a mano, déjala en remojo unos 20 minutos como máximo. Si permanece en agua demasiado tiempo, la lana puede desteñir y manchar tu prenda. El agua debe estar templada. Si sumerges la labor en agua caliente, corres el riesgo de que se fieltre. Si quieres añadir un poco de jabón, te recomendamos que uses uno para prendas delicadas. Para evitar que las prendas destiñan, añade unas toallitas absorbentes de color.

  • Aclarado

A continuación, aclara la prenda con cuidado sin retorcerla. Para escurrirla, presiona suavemente la prenda en el barreño. Enjuágala y repite el proceso. Envuelve la prenda en una toalla seca y enróllala poco a poco. Así la toalla absorbe todo el exceso de agua. Puedes repetir la operación todas las veces que te dé la lana.

  • Secado

Para evitar que el punto ceda, te aconsejamos secarla en plano. Extiende la prenda sobre una esterilla o unas toallas. Es importante evitar la exposición directa al sol para no alterar el color de la lana. No planchar.

 

  • Cómo bloqueo mi labor

Siempre que termines de tejer una prenda debes bloquearla. Así le puedes dar forma y arreglar cualquier fallo de tensión. Una vez lavada, durante el proceso de secado, estírala sobre una esterilla a la sombra. Con la ayuda de alfileres de acero inoxidable, marca la forma correcta que deberá tener tu prenda. Una vez seca, puedes retirarla y estrenarla. Este proceso se hace sólo una vez, después del primer lavado.

  • Cuidados de mi prenda de punto

Una vez tengas tu prenda limpia, seca y bloqueada, recomendamos guardarla siempre doblada. Si la cuelgas en una percha es muy posible que el punto ceda, la prenda se estire y se deforme.



Trucos lalanaluneros

  • Si has tejido una prenda con una lana que pica, usa vinagre blanco en el lavado. Sólo tienes que verter medio vaso de este suavizante natural en el aclarado. ¡Magia lalanalunera!
  • La alpaca y el mohair provienen de animales de pelo corto. Por eso a veces las prendas tejidas con estos hilos sueltan algo de pelo. Para evitarlo, guarda tu prenda seca en una bolsa de plástico zip y déjala en el congelador durante una noche. Al día siguiente, déjala secar en plano y a la sombra. ¡Problema solucionado!