Lalanalú cumple años, felices los 3

Estamos más que felices. Nuestra tienda Lalanalú ¡cumple 3 años! En 2014, pusimos en marcha este proyecto. Ahora, queremos compartirlo con la gran familia lalanalunera. Esa que nos elige cada día por amor a la lana.

 

 

La celebración será este sábado y queremos invitarte, a ti, a ti, a ti y también a ti. Por leernos, seguirnos, visitarnos, disfrutar de nuestras clases, confiar en nuestros consejos, decidirte por nuestros hilos y lanas.

Aquí va la agenda del próximo sábado, 16 de diciembre, punto por punto:

1) A partir de las 11 h, LanaPop Up con Ovejita Be!.

Preparaos porque Teresa viene cargada con lanas y sorpresas lalanaluneras. Además de las calidades que ofrecemos en Lalanalú, ella presentará en exclusiva “La Oveja Reina”: una lana compuesta de merino, seda y brillo, muy rápida de tejer. Como no está disponible en ningún otro sitio, podrás ver y tocar, en vivo y en directo, muestras de chales y calcetines tejidos para apreciar el resultado. Para las pajes, reinas y mamás ovejiles, hay regalo sorpresa asegurado en todas las compras. Y si te apuntas a una encuesta sobre las lanas que está preparando, podrás votar y participar en un sorteo de vales regalo para gastar en lanas, tazas y chapas con humor ovejil.

 

 

 

2) Por la tarde, una sesión de LalanaClub muy especial con té, pastas, cada cual con su bolsa de labores, haciendo lo que le dé la lana.

La fiesta incluye una merienda de locas por las lanas. Ven a tejer tus regalos navideños o el proyecto que te dé la lana. De vuelta, Ovejita Be! traerá ovillos, pastas y agujas para que puedas probar, tejer con sus lanas o hacerle preguntas sobre el proceso del teñido a mano. La única consigna es lalanalunear hasta perder el sentido y el hilo y, por supuesto, compartir nuestra pasión por los hilos para que el espíritu lalanalunero nos acompañe.

 

 

3) Fin de fiesta con sorteo lalanalunero.

Para terminar la sesión con punto alto, haremos un sorteo entre las asistentes al LalanaClub de bonos regalo. Las ganadoras volverán a casa por Navidad bien aprovisionadas de madejas y ovillos lalanaluneros.

Y mucha atención a las redes sociales porque el viernes empieza el sorteo de Navidad. Si no puedes venir o vives fuera de Barcelona, como los duendes navideños lalanaluneros también están en todo, también es tu momento. Podrás ganar un vale regalo por valor de 45€, válido para toda España (Baleares y Canarias incluidas) con gastos de envío gratis.

Para participar sólo tienes que elegir tu producto preferido de nuestra tienda online lalanalu.com y explicarnos por qué en nuestras redes sociales. Puede ser desde un ovillo a una aguja. Tienes todo el fin de semana para navegar, buscar y elegir el que te dé la lana. El lunes anunciaremos a la ganadora.

Ya sabes, comparte el espíritu lalanalunero en las redes sociales o ven el sábado a Lalanalú a celebrar nuestro tercer cumpleaños. Felices esos tres.

 

 

 

 

Si lo tuyo es el punto: Patrón de echarpe Leftie

Kiara os recomendó hace poco el chal CamWool para las aficionadas al ganchillo. Así que he pensado que ahora me toca a mí. Para cambiar, quiero proponer tejer un echarpe a punto de media. Se trata, nada más y nada menos, que del patrón Leftie de Martina Behm. Te voy a contar un secreto: lo descubrí gracias a una de nuestras alumnas lalanaluneras. Después de ver su resultado, me picó el gusanillo. Compré el patrón en Raverly y me puse manos a las agujas. Y desde entonces, no me lo quito de encima.

 

Patrón Leftie de Martina Behm

 

Patrón Leftie de Martina Behm

 

Para empezar, el patrón del echarpe está traducido al castellano. Está muy bien explicado y resulta tan fácil de seguir que es apto hasta para principiantes. Sin embargo, no lo recomiendo como primer proyecto. Como se realiza a punto bobo, puede ocupar el segundo o tercer puesto de tu lista. Tiene alguna que otra vuelta corta y hay que hacer aumentos y disminuciones para crear las hojas. Pero una vez tejidas las primeras, el resto es tejer y disfrutar.

Para la base, elegí dos madejas de Colori de BC Garn en color beige. Su composición de 55% lana, 25% lino y 20% seda es ideal para tejer chales por la buena definición del punto en los acabados. Como Martina Behm lo diseñó con el objetivo de aprovechar restos de lanas para la creación de las hojas, seguí su propuesta y utilicé parte de una Zauberball 100 rojo de Schoppel Wolle. La combinación fue todo un acierto: el degradado de rosa claro a rojo intenso de las hojas me tiene enamorada y la combinación con el beige es sencillamente perfecta para esta época del año.

 

Kit echarpe Leftie

 

Zauberball 100

 

El echarpe Leftie me gusta tanto, que se ha convertido en uno de mis accesorios favoritos. Me encanta su forma de triángulo asimétrico. Al envolverme en él, sus rayas discretas y terminadas en hojas de colores contrastan con el azul de mi abrigo. Además, no pesa ni ocupa espacio en el bolso. Todo un puntazo.

Si te animas a tejer tu propio echarpe, en Lalanalú encontrarás el Kit Leftie, con el patrón y los ovillos necesarios. Como siempre, puedes elegir la combinación de colores que prefieras. Así ya que no tienes excusa, seas de ganchillo o de punto de media. En Lalanalú, tenemos una de chal y otra de echarpe. Para que puedas decidir y hagas lo que te dé la lana.

Los imprescindibles del ganchillo: Puntos de arroz, garbanzo y cesta

Si ya dominas los puntos sencillos del ganchillo, es el momento de pasar a los mágicos. Son los que nunca fallan. Mi top lo forman: el punto de arroz, el de garbanzo y el punto cesta. Además de unos nombres curiosos, lo tienen todo: se adaptan a cualquier labor, son muy fáciles y no requieren demasiada concentración. Resultan ideales para tejer al final del día y desconectar de un día duro. Allá vamos con los imprescindibles.

 

 

Recordemos. La técnica del ganchillo se basa en cinco básicos: cadeneta, punto raso, punto bajo, punto medio alto y punto alto. Una vez los tengas controlados, podrás combinarlos y hacer lo que te dé la lana. Por eso me encantan los puntos con volumen para crear texturas. No hay que romperse la cabeza y los proyectos quedan muy resultones. Antes de lanzarnos, un repaso a los puntos medio y alto:

Para tejer el punto medio, empezamos con dos cadenetas al aire (será tu primer punto).

Coge hilo, inserta el ganchillo en el segundo punto, coge hilo y saca. Toma hilo y saca las tres hebras.

En el punto alto, comenzamos la vuelta con tres cadenetas al aire (tu primer punto).

Coge hilo, inserta el ganchillo en el segundo punto, coge hilo y saca. Toma hilo y saca dos hebras, coge hilo y saca las otras dos.

¿Preparada? Ahora sí, aquí van lo mágicos.

1. Punto de arroz

Este es muy sencillo de hacer. Te lo recomiendo para practicar el punto bajo. El resultado es la bomba: parece tejido a punto de media y tiene mucho volumen.

Tejemos un punto bajo cogiendo por la hebra de delante y el siguiente punto bajo cogiendo por la hebra de detrás. En la siguiente vuelta, debes alternar. El punto que trabajaste por delante, ahora lo tejerás por la hebra de detrás. El siguiente que hiciste por la hebra de detrás, ahora lo tejerás por la hebra de delante.

Truco lalanalunero: Trabaja el punto de arroz con un número impar de cadenetas. Así siempre te cuadrará, tejas en redondo o recto, empezando siempre por la hebra de delante.

 

Punto arroz tejido recto (girando la labor)

 

Punto arroz tejido en redondo

 

Hebra de delante y detrás

 

2. Punto garbanzo

Es mi punto preferido y lo verás en la mayoría de mis creaciones. Me divierte mezclarlo con puntos bajos y puntos medio altos. Puedes tejer una vuelta en punto de garbanzo y una, dos o las que te dé la lana a punto bajo. También puedes jugar y desplazar el relieve del garbanzo en cada vuelta, para que no coincidan y así crear cenefas lalanaluneras.

Para que se vea bien el punto, teje al menos un punto bajo entre cada punto. A mí me gusta tejer tres. A continuación, empezamos con una cadeneta, un punto bajo en el segundo punto y en el tercer punto tejemos en el mismo punto la siguiente secuencia:

Coge hilo, inserta el ganchillo en el punto, coge hilo y sácalo. Repite este proceso cinco veces hasta terminar con un total de once hebras en el ganchillo. Luego, toma hilo y saca las once hebras. Ya tienes un punto garbanzo. Ahora teje un punto bajo en cada uno de los próximos tres puntos. Repite la secuencia del punto de garbanzo y puntos bajos las veces te de la lana.

Truco lalanalunero: El relieve del punto de garbanzo se da en el revés del tejido. Por eso, siempre debes tejer un número impar de hileras entre vuelta y vuelta de punto garbanzo. Este punto se conoce con distintos nombres, como mora, popcorn o palomitas, y tiene mil aplicaciones distintas. ¡Te encantará!

 

Punto garbanzo

 

Hebras en el ganchillo

 

Textura del punto garbanzo

 

3. Punto cesta

El punto cesta es muy versátil y tiene mucha textura. Es perfecto para realizar cojines, mantas y cuellos. El relieve recuerda a una cesta de mimbre trenzado, de ahí viene su nombre. Puedes hacer secuencias de tres puntos por tres vueltas para crear cuadraditos o cuatro o cinco puntos por tres vueltas para crear rectángulos.

Se puede tejer a punto alto o punto medio alto, pero empezaremos con el punto alto, tejiendo una secuencia de tres puntos por tres vueltas:

Teje una base de puntos altos. Para crear la textura, teje tres puntos altos cogidos por delante del punto de la vuelta anterior, y tres puntos altos por detrás del punto de la vuelta anterior. Repite la secuencia durante tres vueltas. En la cuarta, alterna. Donde habías tejido cogiendo el punto por delante, ahora hazlo por detrás durante tres vueltas más.

Truco lalanalunero: Define el número de repeticiones para saber si necesitas un número par o impar de cadenetas. Empieza siempre con dos o tres cadenetas al aire, dependiendo del punto que elijas: dos para punto medio y tres para punto alto. Si tejes en redondo, cierra la vuelta con un punto raso en la última cadeneta del primer punto. La primera vuelta de base cuenta como la primera hilera. Si tejes una secuencia de dos puntos, sin alternar los puntos en las vueltas, obtendrás un punto canalé a ganchillo.

Espero que practiques mucho estos puntos en tus proyectos lalanaluneros porque el próximo mes te enseñaremos a hacer aumentos y disminuciones. 3, 2, 1 ¡Manos al ganchillo!

 

Punto cesta tejido recto

 

Punto cesta, cogiendo por detrás

 

Punto cesta cogiendo el punto por delante

 

Kiara