2 Workshops de Misako Mimoko: Bordado XXL y puntos creativos

Noticias lalanaluneras: Misako Mimoko impartirá no uno, sino 2 workshops de bordado en Lalanalú durante el mes de noviembre. Nuestra emoción es doble porque somos muy-muy fans de las creaciones de Eva Monleón. Es la enfant terrible del craft, ella siempre hace lo que le da la lana.

 

Bordado XXL, foto de Misako Mimoko

 

 

 

Eva es una artista muy polifacética: diseñadora gráfica, crafter, bordadora, amante de los juguetes vintage y del té. Si eres una crafty, seguro que ya conoces sus muñecos Dolis y Dolos. Te habrás enamorado alguna vez de sus tote bags customizadas. Habrás caído rendida ante sus relojes de mentira. Y tendrás clavados en tus retinas sus calendarios anuales de pared. Porque Misako Mimoko imprime un estilo muy lalanalunero a todas sus creaciones.

Su amor por el craft, el DIY y sus ganas de experimentar nuevas técnicas la han llevado muy lejos. Da cursos de bordado, comparte tutoriales en su blog por amor a la lana, colabora en la revista digital Handmade Charlotte, crea kits DIY para customizar prendas y ha publicado la guía básica del bordado: La hora del té.

Tanto si tú también eres doblemente fan como si no la conoces, no te puedes perder los talleres que ha preparado para Lalanalú:

Workshop Bordado XXL. El viernes, 10 de noviembre, de 17 a 20 h, Misako Mimoko impartirá un monográfico sobre un nuevo tipo de bordado con mucho volumen para personalizar tus prendas. En el taller, bordaremos un osito polar. Aunque con la misma técnica también se pueden crear palabras, flores y otras figuras con texturas. Probaremos fibras de distintos grosores, texturas y colores, y crearemos hilos lalanaluneros para bordar las labores.

 

Espalda bordada, foto de Misako Mimoko

 

Bordado XXL, foto de Misako Mimoko

 

Bordado geométrico, foto de Misako Mimoko

Worskhop Bordado con lanas y fibras naturales. El sábado, 25 de noviembre, de 11 a 14 h Misako Mimoko dará un taller para enseñarnos a bordar puntos creativos muy divertidos para crear distintos grosores y texturas. Podrás aplicarlos para personalizar prendas y complementos o utilizarlos en tus bordados tradicionales en tela con bastidor.

 

Mantel bordado, foto de Misako Mimoko

 

Texturas en bordado, foto de Misako Mimoko

 

Variedad de puntos bordados, foto de Misako Mimoko

 

Cojin bordado, foto de Misako Mimoko

 

Cada taller, de 3 horas de clase, cuesta 40 €. Incluye el tutorial impreso con los gráficos de todos los puntos de bordado del workshop, agujas, bastidor, hilos de diversos colores y grosores y lanas artesanales Tea Time de Ovejita Be! y Sock de Sóc una Troca!!!

Reserva hoy mismo tu plaza. Tanto si eres fan del bordado y quieres probar a hacerlo a lo grande como si te apetece descubrir nuevos puntos lalanaluneros, te encantarán estos dos talleres. La creatividad de Eva Monleón no tiene límites y sus workshops, tampoco. Verás cómo lo borda mientras hace lo que le da la lana.

¿Sabías que… existe una isla de tejedores lalanaluneros?

La isla peruana de Taquile quizá no sea un paraíso, pero se le parece. Te contamos el motivo en un tirar de hebra. Casi toda su población se dedica a tejer prendas y complementos de colores vivos y alegres. Más cosas que quizás no sepas… Muchas de las piezas están tejidas sólo por hombres. Los más de 2.000 habitantes se rigen por el código moral inca “Ama sua, ama llulla, ama quella”, que significa: no robarás, no mentirás y no serás perezoso. Y ya se sabe que tejer y tener pereza no tienen nada que ver. Para esta comunidad, tejer es mucho más que una forma de subsistencia, es una visión del mundo.

Los taquileños han heredado el sistema social de las culturas precolombinas, basado en la toma de decisiones y el trabajo colectivos. Hombres, mujeres y niños se dedican a tejer, pero cada uno se especializa en el proceso y la confección de distintas prendas. Desde párvulos, juegan con las ruecas para aprender a hilar y a preparar la lana para las personas mayores.

Hombre tejiendo en Taquile. Vía Flickr promperu

Los niños se inician en el punto a los ocho años hasta crear piezas como el clásico chullo, un gorro con orejeras tejido a cinco agujas (o palitos). Antes se fabricaban con espinas de cactus. Actualmente se construyen con rayos de rueda de bicicleta doblados por las puntas. Aunque cada joven desarrolla sus propios patrones, todos siguen el mismo código cromático, ya que los colores se corresponden con el estado civil o el estatus social de quien lo lleva. No sabemos cómo resultará en el lago Titicaca pero podría ser ideal, por ejemplo, para situarse en una disco. Los casados usan el rojo, los solteros combinan el blanco y el rojo, los que buscan pareja utilizan la posición de la punta del chullo como señal. Además del punto, los hombres se especializan en el telar de pedal de la época colonial para tejer bayetas, es el tejido base de pantalones, chalecos, chompas, chalinas y faldas (o polleras).

¿Y qué hacen las mujeres? Te lo estarás preguntando. Pues ellas suelen encargarse de preparar e hilar las fibras de lana de oveja, llama y alpaca. Las taquileñas también tejen, aunque sólo utilizan la awana, un telar horizontal precolombino. Para ajustar los hilos, usan un hueso afilado de llama (wichuña). Dicen que “guarda los conocimientos secretos”, así que nos encantaría probarlo. De esa forma, crean tejidos lisos y bicolor con la faz de urdimbre, que consiste en programar todo el tejido en el momento de preparar los hilos. A los doce años, las niñas ya dominan las técnicas básicas para tejer fajas (chumpi), mantas (llicllas) y bolsitas para guardar hojas de coca (chuspas). Los chumpis son una prenda común a todos los taquileños. Todas tienen unos nombres que nos llaman muchísimo la atención, pero la prenda más peculiar es la faja-calendario. Es la que recoge la tradición oral y la más simbólica. En ella se representan los ciclos anuales relacionados con las actividades rituales y agrícolas de la comunidad. Figúrate que tuvieses un fajín que te avisase de cuándo llegan las vacaciones o es el momento de podar tus plantas. A nosotras, la faja-calendario nos ha parecido como la primera App antes del móvil.

 

Cinturón Taquile. Vía Flickr por Ngaire Hart (Lawson)
Tejidos de la isla Taquile. Vía uncambiodeaires.com

 

De cualquier manera, los taquileños nos parecen unos artesanos de lo más lalanaluneros. Crean entre todos cinturones, gorros, bolsos, mantas y ponchos con sus características figuras, bandas y listas. Los colores tradicionales son el rojo, el negro, el verde, el azul, el marrón, el plomo y el blanco adornados con pompones de tonos alegres. Aunque con el tiempo y para vender sus creaciones, han ampliado la gama cromática gracias a las fibras sintéticas y a las anilinas. Para esta comunidad la comercialización de prendas les ayuda en su desarrollo económico y, sobre todo, a continuar con la tradición textil de la isla.

En 2005, Taquile y su arte textil fueron proclamados “Obras Maestras del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad” por la UNESCO. Por este motivo, la isla recibe más de 40.000 turistas al año. Si tú también sientes curiosidad y quieres ir de visita para asistir a su escuela especializada en artesanía local, prepárate. En la isla no hay luz ni agua corriente, ni coches, ni hoteles ni mucho menos internet. Por eso han desarrollado un modelo de turismo alternativo controlado por los taquileños. Suena como toda una aventura lalanalunera. ¿Te apuntarías a vivir así, creando prendas con toda la tradición del pasado? ¿Quién podría más tu móvil lleno de Apps o la faja-calendario? Anímate a contárnoslo.

 

 

Doblete Lalanalú: cata de lanas y Lalanaclub

El próximo sábado, hemos preparado dos actividades tremendamente lalanaluneras. Te queremos invitar a disfrutarlas. Si te gusta el punto y el ganchillo, no te las puedes perder.

Por la mañana, de 11 a 13h estaremos en el Centro Cívico Casa Sagnier (c/ Brusi, 61) con una cata de lanas de otoño / invierno. Podrás conocer las mejores fibras cálidas que serán tendencia esta temporada. Desde lana orgánica XXL mechada, pasando por camello bebé hasta la inconfundible y suave lana merino. Además, hablaremos de las mezclas de lana con algodón o lino, ideales para el entretiempo. Indicaremos los cuidados y labores indicadas para cada tipo de hilo. Esta actividad es gratuita, pero no te olvides de inscribirte aquí. Por la mañana, la tienda – taller estará cerrada.

 

 

 

Por la tarde, ya de vuelta en Lalanalú, nos encontrarás con las agujas en las manos. Únete al club de tejedores más divertido del barrio, el LalanaClub. Desde las 16 hasta las 20 h, trae tus labores, tus agujas y comparte tu amor por la lana. Podrás encontrar gente con tus mismas inquietudes tejeriles, charla y risas. Da igual que lo tuyo sea ganchillo, punto de media, punto tunecino, telar o bordado, disfrutarás haciendo lo que te dé la lana. También es una actividad gratuita y, en este caso, no requiere inscripción.

 

¡Nos vemos el próximo sábado!

Winter is comming. Y lo sabes.

Winter is comming. Y lo sabes.

Por fin, se acerca el frío y ya hemos preparado la tienda – taller para la época preferida de todos los tejedores. Seguro que tú también lo sabes, toca adelantarse para poder tener a punto para estrenar todas esas prendas suaves y abrigadas: gorros, jerséis, guantes, mitones e incluso mantas. Pero vamos a lo que te interesa, al centro mismo de la cuestión lalanalunera. Queremos presentarte los nuevos hilos de otoño – invierno. Hemos recibido ovillos y madejas para todo tipo gustos, en numerosos colores y con las texturas que prefieres.

 

Empezamos por una de nuestras debilidades: la portuguesa Rosários 4. Tenemos tres calidades de lanas en diferentes grosores y torsiones. Lalalã es una lana biológica mechada, no solo su nombre es precioso. Es puro amor a la lana. Viene en ovillos de 200 g y es indicada para tejer con aguja y ganchillo de 25 mm y también con los brazos. Podrás realizar preciosos y cálidos cuellos, mantas, cojines o chalecos. Y seguimos… Tradição, lana 100% en ovillos de 100g. Es un hilo fácil de tejer, no se abre mucho debido a su torsión, que aporta textura a la labor. Es genial para tejer prendas y complementos con agujas entre 6 y 8 mm. Otra novedad muy destacada de esta misma casa es Camwool, mezcla de lana merino con camello bebé. Tiene un hilo de grosor fingering muy cálido, disponible en colores sólidos. Su textura es muy suave y agradable, es ideal para tejer todo tipo de labores para adultos y también para bebes a partir de 3 meses.

 

Esta temporada también estamos de estreno. Te animamos a descubrir la marca Kremke Soul Wool con la suavisíma Kremke alpaka bouclé, 89% alpaca y 11% poliamida. A pesar de ser un hilo fino, se puede tejer con agujas de 4.5 mm ya que los bouclés crean una textura muy esponjosa y suave. La alpaca es de las fibras más cálidas y ligeras que existen. Resulta un hilo perfecto para realizar jerséis, bufandas, cuellos y chaquetas a punto de media.

 

 

Por último y no menos lalanalunero, hemos repuesto el stock de las lanas gorditas Bulky Light y Milenium Print y hemos incluido además nuevos colores. Son perfectas para proyectos de una tarde con sólo uno o dos ovillos, como gorros y cuellos. Si lo tuyo son los hilos más finos, esta temporada también disfrutarás con los nuevos colores sólidos de Sock & Roll o los prints largos de Zauberball Crazy.

Luego no digas que no te hemos avisado, es el momento de empezar a tejer porque se acerca el invierno. ¡Te esperamos en la tienda – taller y en la tienda online!

 

 

HOT TEA: del graffiti a los hilos

Érase una vez un graffitero muy lalanalunero que vivía en Minneapolis (EE UU). Después de pasar cuatro veces por el calabozo, cambió los botes de espray por las agujas y la tinta por los hilos. Se llama Eric Rieger, pero seguramente lo conoces por su tag HOT TEA, que significa literalmente “té caliente”. Resulta curioso que esta bebida tan común en el mundo tejeril se haya convertido en su nombre artístico. Vamos a conocer mejor su historia. ¿Nos acompañas mientras tiramos del hilo?

 

Hot Tea, vía @hotxtea

 

Seasame Street, vía @hotxtea

Su abuela le enseñó a tejer cuando era pequeño. Como solo hablaba castellano, convirtieron el punto de media en un lenguaje para “charlar” al calor de una taza de té. Cuando ella murió, Eric tomó el relevo para crear letras en 3D y estructuras geométricas con hilos. Empezó a practicar el yarnbombing, jugando con las palabras hot tea, que colgaba por las calles en parques, puentes y mobiliario urbano de su ciudad. Cada acción se transformaba así en un momento para pensar y hablar con su abuela, como si estuviese tomando ese té que evocan sus obras.

Con el tiempo, su arte urbano ha evolucionado pero el mensaje se mantiene. HOT TEA utiliza los hilos para trazar líneas y conectar puntos hasta crear estructuras efímeras. Así crea figuras y planos geométricos, donde dibuja y escribe con stencil y espray. El hilo conductor de sus obras es la familia, un tejido de relaciones humanas que lo atraviesan todo. Las líneas, como las personas, se cruzan creando lazos y puntos de conexión. Para realizar sus instalaciones necesita unas cuantas horas, centenares de ovillos de colores, litros de pintura y mucha paciencia. Como le encanta viajar, sus coloridas obras pueden sorprenderte en cualquier lugar: cruzando una pasarela peatonal de Los Ángeles, en una playa de Hawai, en el puente de Williamsburg de Nueva York, en la Sydney Opera House de Australia, en museos como el de Philbrook o el San Diego Museum of Art y en centros comerciales como el Mall of America en Miami o el espacio Galeria Melissa Sao Paulo.

The collector, vía @hotxtea

 

Williamsburg Hotel, vía @hotxtea

 

William, vía @hotxtea

 

Yarn bombing, vía @hotxtea

 

Hot Tea, vía @hotxtea

 

Hot Tea, vía @hotxtea

Nos encanta HOT TEA porque teje ese lenguaje universal, que no sabe de generaciones y siempre reivindicamos en Lalanalú. Nosotras, que más que milenials nos consideramos la quinta del perlé, sabemos que detrás de todo tejedor siempre hay una madre, una tía o una abuela. Ellas, como la abuela de HOT TEA, nos han pasado el relevo, las agujas y la pasión por la lana. Hagamos de cada punto, un té y de cada labor, un homenaje.

 

Kiara

 

Grafitti yarn art, vía @hotxtea