Nathan Vincent: manifiesto de ganchillo

En manos de este creador, la técnica del crochet se convierte en arte lalanalunero del bueno. Nathan Vincent hila muy fino. Con un ganchillo, realiza instalaciones de gran formato y consigue que la realidad sea subversiva. Este escultor teje objetos o escenarios asociados tradicionalmente al mundo masculino para cuestionar los estereotipos de género. No los infantiliza ni los feminiza, les da un doble sentido. Cada pieza es un manifiesto de ganchillo.

En su obra, un puño americano deja de ser una amenaza física para traer al hilo reflexiones sobre la violencia. Forra de ganchillo un vestuario de chicos rebosante de testosterona para hablar de roles en los espacios públicos y privados. Con un ganchillo como medio y bajo el título “Don’t make me count to three!” (¡No me hagas contar hasta tres!) transforma unos explosivos en yarn bombs. Así lanza cargas de profundidad que no dejan indiferente a nadie.

Uno de sus últimos trabajos, “Let’s Play War!” (¡Juguemos a la guerra!), es una instalación de 60 soldaditos, del tamaño de un niño, tejidos a ganchillo. Las figuras van cambiando de posición para interactuar con el público. Su objetivo es hacer reflexionar al espectador sobre la educación en la violencia a través de los juguetes.

Nathan Vincent empezó tejiendo 10 granny squares y ahora envuelve el mundo de ganchillo para cambiar lo que no le gusta. Hace lo que le da la lana, su obra es todo un manifiesto.

 

Nathan Vicent, vía nathanvincent.com
Nathan Vicent, vía nathanvincent.com

 

Nathan Vicent, vía nathanvincent.com
Nathan Vicent, vía nathanvincent.com

 

Nathan Vicent, vía nathanvincent.com
Nathan Vicent, vía nathanvincent.com

 

Nathan Vicent, vía nathanvincent.com
Nathan Vicent, vía nathanvincent.com

 

 

LalanaLook para no olvidar los lápices

En Lalanalú tenemos las agujas a punto para la nueva temporada lalanalunera. Ya sabes, regresar es siempre como la vuelta al cole. ¿Te acuerdas de la emoción de forrar los libros? ¿Del olor de los lápices nuevos? Me gustaba tanto como ahora estrenar hilos. Ese aroma de madera, grafito y goma me trae muy buenos recuerdos de mi niñez. Por eso, esta vez me he dejado llevar por la nostalgia para el LalanaLook mensual.

En septiembre, vuelven las clases a la tienda-taller. Para calentar agujas y ganchillos, he preparado un recopilatorio de patrones en forma de lápiz. Ravelry es una mina. He ​seleccionado unos cuantos proyectos para que elijas el que te dé la lana.

El primero es un estuche de ganchillo muy lalanalunero. Si eres más de tejer bufandas y calcetines, prepárate para sacar punta al lápiz. Y si no quieres perder el hilo, lo mejor es un un punto de libro. Acuérdate de que vale más lápiz corto que memoria larga. Para que nadie se quede sin estrenar, un muñeco para decorar tu estudio o para regalar. Con este LalanaLook, tú también le darás la bienvenida al curso lalanalunero. Podrás tejer tu propia colección de lapiceros, como seguro que te decían cuando eras pequeña: despacito y con buena letra.

 

Eva

Crochet Pencil Scarf by Shelly Salinas, vía Ravelry
Crochet Pencil Scarf
by Shelly Salinas, vía Ravelry

 

Pencil Bookmark by LittleOwlsHut, vía Ravelry
Pencil Bookmark by LittleOwlsHut, vía Ravelry

 

Estuche lapiz Lalanalú, vía Ravelry
Estuche lapiz Lalanalú, vía Ravelry

 

No. 2 Pencil Socks by The Yarn Enabler, vía Ravelry
No. 2 Pencil Socks
by The Yarn Enabler, vía Ravelry

 

Arthur by Anna Hrachovec, vía Ravelry
Arthur
by Anna Hrachovec, vía Ravelry

Nuevos kits del verano para tejer en vacaciones

Por aquí ya estamos de vacaciones,  cada loca con su lana. Mientras tanto la tienda online seguirá abierta para no perder el hilo. Además hemos preparado nuevos kits para que no padezcas el Síndrome de Abstinencia Tejeril (SAT). Y si haces tus pedidos del 12 al 15 de agosto, los gastos de envío son gratis*. ¡Vamos que nos vamos!

Empezamos nuestro tour lalanalunero con el kit de supervivencia. Son botiquines tejeriles con los accesorios imprescindibles para llevar siempre contigo y tejer estés dónde estés.

Kit de supervivencia lalanalunero por 14,55 €, para tejer a todo ganchillo

En una bolsa de labores Lalanalú, 100 % algodón, serigrafiada con nuestro lema “Haz lo que te dé la lana”, encontrarás: 6 marcapuntos, un cuentavueltas  y un mini kit de costura de zorrito para los acabados. Es ideal para pasar del punto seguido al punto y final y terminar proyectos.

web-kit-sup-ganchillo-lalanalu

Kit Molla Mills por 32,65€, para leer y hacer ganchillo en vacaciones

Si el ganchillo te mola mil, te recomendamos Crochet Moderno. En este libro encontrarás más de 15 proyectos de Molla Mills, explicados paso a paso, para tejer accesorios y objetos para el hogar. El kit incluye 6 marcapuntos, un ganchillo 10 mm de Trendz o Waves de Knit Pro y una tote bag Lalanalú serigrafiada a mano para que no pierdas el punto.

web-kit-molla-mills-lalanalu

Kit porta agujas de 39,90 € a 52,55 €, para las damas de las agujas

Con los estuches hechos a mano de Sarasak tus agujas rectas estarán protegidas y ordenadas durante todo el verano. Elige el modelo que más te guste (estampado de flores, letras o arabescos) y las agujas Dama de la medida te dé la lana. Son de aluminio, muy ligeras y agradables para tejer.  Todo lo que necesitas para acortar distancias en proyectos largos.

web-kit-estuche-agujas-6-12-lalanalu

 

Kit Yarn Addict por 54,40€, para proclamar tu amor a los hilos

Decora tu hogar con un yarn bowl (bol de tejer) de cerámica en forma de ovillo diseñado por Krasznai, acompaña tus sesiones tejeriles con una taza estampada con el lema “I Am a Yarnaholic” de Ovejita Be! y pasea tus proyectos en una bolsa de labores  Lalanalú, 100% algodón y serigrafiada con nuestro lema “Haz lo que te dé la lana” en color azul o rojo. Tu romance de verano en un kit.

web-kit-yarnbowl-taza-bolsa-lalanalu

Te deseamos unas vacaciones muy lalanaluneras. Y si ya estás de vuelta, esperamos que disfrutes tejiendo con los kits del verano.

¡Nos vemos el 22 de agosto en la tienda-taller!

 

* Promoción válida sólo para pedidos en la península Ibérica

Estiramientos de yoga para tejer sin dolor

Digan lo que digan, tejer no es el nuevo yoga. Pasarse de vueltas o hacerlo en una mala postura puede tener consecuencias. De hecho, las contracturas musculares son muy habituales entre tejedoras, sobre todo las compulsivas. Por eso nosotras practicamos yoga con Julia Zatta cada semana. Los estiramientos nos ayudan a aliviar tensiones acumuladas y a prevenir futuras lesiones.

Quizá pienses que estamos exagerando. Pero seguro que te suenan algunas de estas situaciones: te empeñas en terminar tu labor, no puedes dejarla y tejes unas cuantas vueltas de más. Sin darte cuenta, tensionas los dedos para coger el hilo, contraes los hombros para que el punto no se te escape y haces demasiada fuerza al sostener las agujas o el ganchillo. Al terminar tu sesión tejeril, tienes el cuello agarrotado, los brazos doloridos, te duele la espalda y se te duermen los dedos. Ahí está el punto que hoy vamos a tocar.

Como pensamos que más vale prevenir que curar, hemos pedido ayuda a Julia Zatta. Además de ser nuestra gurú lalanalunera, también es terapeuta de Rolfing y da cursos online de Anatomía aplicada para profesores de yoga. Julia es una enciclopedia andante del cuerpo humano. Por eso nos ha preparado una tabla de estiramientos lalanaluneros para tejer sin dolor.

 

Recomendaciones para la práctica, por Julia:

Los ejercicios que propongo a continuación son una serie de estiramientos que movilizan los músculos que más se cargan de tensión al estar tejiendo ininterrumpidamente durante mucho tiempo. Es una secuencia que se centra sobre todo en los músculos del cuello, los brazos y las muñecas, que son las partes del cuerpo que se resienten con más frecuencia. Espero que os animéis a probarlos y, si os gustan, a repetirlos a diario.

 

Durante los ejercicios presta atención a la respiración e intenta moverte con ella. Cuando estamos en posición sentada, respiramos de forma superficial y, a veces, incluso dejamos de respirar aguantamos la respiración. Por esta razón es tan importante que al hacer los estiramientos volvamos a una respiración pausada y regular.

 

Verás que recomiendo hacer unas tres repeticiones por cada ejercicio, pero si notas que hay alguno con el que te sientes especialmente bien lo puedes repetir cuantas veces quieras. También es posible que un lado de tu cuerpo esté más agarrotado que el otro, en cuyo caso no está de más repetir el ejercicio en el lado afectado. Escucha a tu cuerpo y actúa conforme a lo que sientas.

Ejercicio 1 – Movilización cervical

El propósito de este ejercicio es el de movilizar los músculos del cuello que a veces se quedan tensos y doloridos después de haber estado horas tricotando con la mirada fija hacia abajo.

Separa los pies a una distancia equivalente al ancho de tus caderas y siente el contacto con  la tierra. Mientras realizas una inhalación, siéntete crecer desde los pies hacia la coronilla. Exhala y, manteniendo la cabeza alineada sobre el eje vertical, gira tu rostro lentamente hacia la derecha, sin forzar el rango de movimiento natural del cuello. Inhala y vuelve al centro. Exhala y gira hacia el otro lado. Inhala y vuelve al centro. Repite esta secuencia de movimientos tres veces siguiendo el ritmo de tu respiración.

seq01-julia-zatta-lalanalu-compressor
Ejercicio 2 – Movilización cervical con el brazo elevado

Eva y Kiara me explicaron que tejer requiere mucha concentración y destreza, por lo que, sostener las agujas durante largos ratos, deriva en tensión muscular. Este ejercicio es una variación del anterior y tiene como objetivo estirar los músculos de los brazos, del pecho y de los hombros después de una intensa sesión de tejido. Si llevas mucho tiempo sentada te recomiendo que te pongas de pie y así aproveches para estirar las piernas también.

Separa los pies a una distancia equivalente al ancho de tu cadera. Eleva el brazo derecho y apoya la mano detrás de la cabeza. Tómate un momento para bajar el hombro. Con una inhalación haz que todo tu cuerpo se haga más alto. Al compás de tu exhalación, gira la cara hacia la izquierda mientras mantienes el codo derecho abierto. Inhala y vuelve lentamente hacia el centro. Haz tres repeticiones en cada lado.

seq02.1-julia-zatta-lalanalu-compressor

seq02.2-julia-zatta-lalanalu-compressor

Ejercicio 3 – Torsión espinal sentada

Las torsiones ejecutadas estando sentada ofrecen una manera suave de trabajar los músculos que afectan a las cervicales, los hombros y el pecho.

Siéntate en un taburete (o en una silla) con los pies apoyados en el suelo separados a la anchura de las caderas. Inhala y alarga la columna hacia el techo. Exhala y gira la cara y el pecho hacia la derecha. Apoya una mano en la rodilla y la otra en el asiento del taburete y ayúdate para hacer la torsión de la columna. Baja los hombros alejándolos de las orejas. Mantén esta posición durante unas 3-5 respiraciones. Para salir, inhala y vuelve al centro. Repite la torsión en el otro lado.

 

seq03-julia-zatta-lalanalu-compressor

 

Ejercicio 4 – El perro boca abajo

El perro boca abajo es una postura clave del hatha yoga. Este ejercicio va súper bien para las tejedoras porque estira muchas partes del cuerpo a la vez. Esta postura es fantástica después de haber estado un tiempo sentada porque tiene efectos beneficiosos sobre todos los músculos de la espalda. También ayuda a descargar tensiones acumuladas en brazos y hombros.

Ejecuta el estiramiento apoyándote en el respaldo de una silla (o en una mesa). Si eres poco flexible dobla un pelín las rodillas para así liberar la espalda baja. Mantén el estiramiento durante unas tres respiraciones, después descansa y repite. Enjoy!

 

seq04-julia-zatta-lalanalu-compressor

 

Ejercicio 5 – Para las muñecas

1- Cierra la mano en puño con los pulgares hacia dentro. Gira la muñeca de modo que la base de los pulgares esté hacia arriba y  estira al mismo tiempo las bases de los pulgares hacia abajo hasta que notes una sensación de estiramiento en los músculos del pulgar. Mantén esta posición durante unas 2-3 respiraciones, después sacude las manos vigorosamente. Repite la secuencia entera tres veces.

seq05.1-julia-zatta-lalanalu-compressor

2- Siéntate hacia la pared y apoya las manos en la misma de manera que la cara interna de las muñecas esté mirando hacia arriba y los dedos de las manos apunten al suelo. Presiona ligeramente las yemas de las manos contra la pared hasta que notes una sensación de estiramiento en los músculos flexores del antebrazo. Acuérdate de relajar los hombros hacia abajo. Mantén el estiramiento durante unas 3-5 respiraciones. Después sacude las muñecas.

 

seq05.2-julia-zatta-lalanalu-compressor


Espero que te hayan gustado los ejercicios y que los uses en tu día a día. Aprovecho para contarte que a partir de septiembre tengo unas plazas disponibles en mis clases de yoga en el Centre Cos. Puedes reservar tu plaza
por email o whatsapp

Con estos estiramientos tan lalanaluneros seguro que tejerás mejor y disfrutarás de tu amor a la lana sin pasarte de vueltas.