En busca de tu pareja ideal de agujas circulares intercambiables

Hablemos de amor. Desde que descubrí que podía tejer prendas sin costuras, me enamoré perdidamente de las agujas circulares. Me encantan porque con ellas puedo hacer lo que me dé la lana. Sobre todo con las ChiaoGoo. Te voy a contar la historia de cómo encontré mi pareja ideal.

 

Mi idilio lalanalunero con las circulares empezó mucho antes de abrir Lalanalú. Pero no hay amor sin emoción. En aquella época, me topé con un pequeño problema: no disfrutaba tejiendo con Magic Loop. Aunque esta técnica permite tejer prendas de diámetro pequeño, como calcetines y mangas, en un cable largo, no terminaba de convencerme. Sin embargo, me propuse continuar siendo fiel a las circulares. Hasta que ellas aparecieron en mi vida: las agujas circulares intercambiables ChiaoGoo de 5 y 8 cm. ¡Por fin podía tejer mangas de ropita para bebé sin Magic Loop!

 

 

Reconozco que al principio no fue fácil. Fue uno de esos amores que requieren un poquito de adaptación. Me sentía algo torpe. Para tener un poco más de apoyo, colocaba la aguja de 8 cm en la mano derecha y la de 5 cm en la izquierda. Pero, mi Lalanalú: combinar dos tamaños de aguja no tiene precio. ¿Te imaginas que puedes ajustar los diámetros de tu tejido sobre la marcha y cuando te dé la lana? Te da una sensación de libertad difícil de explicar con palabras.

 

Agujas fijas cortas Knit Red

 

Las agujas de 5 y 8 cm son una maravilla. Están disponibles en números pequeños y resultan ideales para tejer con lanas de finas. Las encontrarás en la tienda en las medidas de 1.75 al 3.25 mm y funcionan con los cables mini de ChiaGoo. Cuando las pruebes, no habrá vuelta atrás y te olvidarás de todas las otras.

 

Estuche Shorties Chiao Goo

 

 

He de confesar que mi gran debilidad son las agujas de 10 cm: el top de las circulares. Su tamaño resulta perfecto y muy cómodo. Puedo tejer gorros, incluso mangas de jerséis de tallas de adulto, sin Magic Loop. ¡Qué liberación! Son muy versátiles y existen en todos los tamaños. Y dependiendo del grosor de la aguja, funcionan con un cable u otro. Sólo tendrás que encontrar el tuyo.

 

¿Prefieres unas agujas un poco más largas, que ofrezcan más apoyo a la hora de tejer? Las de 13 cm son la pareja perfecta. Están disponibles en todos los números y son tan cómodas que podrás tejer desde el cuerpo de un jersey hasta una manta.

 

 

Espero que algún día tú también, como yo, encuentres pareja perfecta. Anímate a descubrir ese par de agujas ideal para hacer lo que te dé la lana. ¡Mucho love!

 

Eva

En ganchillo, no hay error sin solución. Tres trucos lalanaluneros.

¿Has empezado un nuevo proyecto de ganchillo? ¿O quieres aprender esta técnica? Quizá al empezar a tejer te resultará difícil identificar los puntos. Puede que dudes sobre dónde insertar el ganchillo o cómo tejer el siguiente punto. Cuanto más practiques, más fácil será. Para ayudarte, te vamos a explicar los tres errores que solemos cometer y cómo evitarlos. Así tu labor quedará perfecta y no tendrás que deshacer ni un solo punto.

 

 

1. Cadeneta torcida:

Empezamos por lo más básico. Una de las maneras de tejer labores circulares como cuellos, bolsos, estuches, gorros y jerséis de abajo hacia arriba es comenzando con una cadeneta unida por los extremos. Al unir cadenetas, especialmente si son largas, pueden quedar giradas y que tengas que deshacer toda la vuelta para arreglarlas.

 

¿Solución?

Cuando tengas la largura deseada, desliza la cadeneta entre el dedo gordo y el índice y comprueba que esté girada hacia ti. Al llegar al final, haz un punto raso en uno de los extremos. ¡La cadeneta siempre debe estar girada hacia fuera!

 

 

 

Truco lalanalunero:

Si tienes entre manos una pieza muy larga, teje la primera vuelta con la cadeneta abierta y une el primer y el último puntos con uno raso. De esta manera, te quedará una pequeña abertura entre esos dos puntos y podrás coserla con una aguja lanera.

 

 

 

2. Cómo encontrar el primer y último puntos:

Si estás tejiendo una pieza rectangular y al terminarla parece un triángulo o un trapecio es porque te has saltado o has tejido dos veces en el primer o último punto de cada vuelta.

 

¿Solución?

No existe una única forma de tejer el primer punto. Pero lo mejor es tejer igual en una misma labor. Como regla general, después de tejer las cadenetas según el punto utilizado (1 para punto bajo, 2 para punto medio alto y 3 para punto alto), empiezas a tejer en el segundo punto de la vuelta anterior, ya que las cadenetas sustituyen el primer punto. Para finalizar, ten en cuenta que el último punto es la cadeneta y puede costar un poco identificarlo. ¡Pero ahí está! Sólo tienes que encontrarlo.

 

 

 

 

Truco lalanalunero:

Recuerda el número de puntos de cada vuelta. Haz recuento cada 2 o 3 vueltas y así mantendrás siempre recto tu tejido.

 

 

3. Tensión x ganchillo:

La tensión es una cuestión de tacto y hay que encontrarle el punto. Es importante adaptar la medida del ganchillo a tu hilo para obtener la tensión adecuada. Un chal demasiado apretado puede resultar un tejido rígido y un macetero demasiado blando nunca mantendrá su estructura.

 

¿Solución?

La tensión correcta es la que se adapta a tu proyecto y a tu gusto. Cada persona tiene una tensión distinta y puede variar en una misma labor según el estrés. Ten en cuenta que los tejidos hechos a ganchillo suelen ser algo más rígidos que el punto de media. Como norma, el tejido debe ser flexible y agradable al tacto. Si tu proyecto sea una prenda o un complemento, evita que tenga una trama demasiado abierta.

 

Truco lalanalunero:

Teje una muestra antes de empezar tu proyecto. Teje muestras de 10 cm x 10 cm del hilo elegido con ganchillos de 1 mm mayor o menor de lo recomendado. Así encontrarás el punto de tensión que necesita tu labor.

 

 

 

Ahora que ya sabes cómo solucionar los errores básicos de ganchillo, ¡haz lo que te dé la lana! Lo peor que puede pasar es que tengas que deshacer un par de vueltas y volver a empezar. Con el ganchillo, siempre es posible aprender de los errores.

Crear patrones de ganchillo (con y sin costuras) es fácil

Ya conoces los puntos básicos del ganchillo. Ya has practicado los aumentos y disminuciones. Ahora, seguramente te estés planteando dar un paso más y crear tus propios proyectos de ganchillo. Para que te animes a lanzarte, te vamos a dar unos consejos. Así podrás hacer lo que te dé lana, te irán genial si tejes recto o en redondo, con y sin costuras. El único mandamiento lalanalunero para diseñar un patrón desde cero es no caer en la tentación de empezar la labor por el ovillo. Te explicamos por qué.

Antes de comenzar, te recomendamos que pienses en el tipo de proyecto que vas a tejer. No es lo mismo decidirse con un jersey que por un objeto decorativo o un complemento, como un bolso o unos mitones.

 

Variedad de ganchillos

 

Detalle de los ganchillos

Para darle hacer realidad tu primer patrón de ganchillo, también es importante saber a quién está destinado. Puede ser para ti o un regalo para una amiga o un bebé. Una vez lo tengas claro, escoge el hilo que mejor se adapte a tu labor, el color y el número de ganchillo que necesitas. Ahora que ya tienes tu idea definida, tienes que elegir el punto. Esta decisión es la clave lalanalunera del éxito porque condiciona cómo vas a tejer tu proyecto: recto o en redondo, con o sin costuras.

Tejer en redondo 
Los bolsos, estuches, cojines, mitones y cuellos suelen tejerse en redondo. Esta técnica tiene sus ventajas: simplifica el número de costuras y el tiempo de trabajo. Los puntos con textura y de repetición corta también juegan a tu favor, pero tendrás que estar atenta para evitar hacer aumentos o disminuciones de más.

Si te decides por un jersey sin costuras, te recomendamos tejer top-down. Es decir, irás de arriba hacia abajo empezando por el cuello y terminando por el remate. Otro factor a tener en cuenta es la torsión natural del tejido. A diferencia del punto de media, con la técnica del ganchillo los puntos no coinciden exactamente uno encima del otro. Por eso, al tejer en redondo con puntos altos y medio altos, la corrección se hace en diagonal.

 

Tejiendo en redondo

 

Camiseta tejida de arriba a abajo

 

Maceta tejida en tapestry

 

Un truco para disminuir este efecto es cerrar la vuelta con un punto raso, tejer otro en el siguiente punto. Entonces podrás hacer las cadenetas correspondientes y seguir con la vuelta. Al terminarla, trabaja sobre el primer punto raso y ciérrala con un punto raso en el primer punto. Sigue tejiendo las siguientes vueltas de la misma manera, repitiendo estas dos vueltas desplazando el punto de cierre. Aviso a tejedores: este truco funciona mejor en los puntos lisos, sin repeticiones.

Tejer recto 
Tejer recto te permite aplicar más creatividad  y jugar con los puntos, creando texturas, direcciones y formas. Pero si vas a tejer un jersey, una chaqueta o una camiseta, debes asegurarte de que las piezas tienen la misma medida e igual número de puntos para que coincidan frontal, espalda y mangas.
A la hora de coser las distintas partes de tu prenda, hazlo por el interior para evitar que el zurcido quede a la vista. Por último, sólo tienes que elegir el tipo de costura que se adapte mejor a tu proyecto.
Como ves, tejer recto o en redondo depende del resultado que busques. Por eso, te invitamos a que pruebes y combines ambas técnicas para crear tantos patrones de ganchillo cómo te de la lana. Con o sin costuras, comprobarás que es fácil.

 

Winter is comming. Y lo sabes.

Winter is comming. Y lo sabes.

Por fin, se acerca el frío y ya hemos preparado la tienda – taller para la época preferida de todos los tejedores. Seguro que tú también lo sabes, toca adelantarse para poder tener a punto para estrenar todas esas prendas suaves y abrigadas: gorros, jerséis, guantes, mitones e incluso mantas. Pero vamos a lo que te interesa, al centro mismo de la cuestión lalanalunera. Queremos presentarte los nuevos hilos de otoño – invierno. Hemos recibido ovillos y madejas para todo tipo gustos, en numerosos colores y con las texturas que prefieres.

 

Empezamos por una de nuestras debilidades: la portuguesa Rosários 4. Tenemos tres calidades de lanas en diferentes grosores y torsiones. Lalalã es una lana biológica mechada, no solo su nombre es precioso. Es puro amor a la lana. Viene en ovillos de 200 g y es indicada para tejer con aguja y ganchillo de 25 mm y también con los brazos. Podrás realizar preciosos y cálidos cuellos, mantas, cojines o chalecos. Y seguimos… Tradição, lana 100% en ovillos de 100g. Es un hilo fácil de tejer, no se abre mucho debido a su torsión, que aporta textura a la labor. Es genial para tejer prendas y complementos con agujas entre 6 y 8 mm. Otra novedad muy destacada de esta misma casa es Camwool, mezcla de lana merino con camello bebé. Tiene un hilo de grosor fingering muy cálido, disponible en colores sólidos. Su textura es muy suave y agradable, es ideal para tejer todo tipo de labores para adultos y también para bebes a partir de 3 meses.

 

Esta temporada también estamos de estreno. Te animamos a descubrir la marca Kremke Soul Wool con la suavisíma Kremke alpaka bouclé, 89% alpaca y 11% poliamida. A pesar de ser un hilo fino, se puede tejer con agujas de 4.5 mm ya que los bouclés crean una textura muy esponjosa y suave. La alpaca es de las fibras más cálidas y ligeras que existen. Resulta un hilo perfecto para realizar jerséis, bufandas, cuellos y chaquetas a punto de media.

 

 

Por último y no menos lalanalunero, hemos repuesto el stock de las lanas gorditas Bulky Light y Milenium Print y hemos incluido además nuevos colores. Son perfectas para proyectos de una tarde con sólo uno o dos ovillos, como gorros y cuellos. Si lo tuyo son los hilos más finos, esta temporada también disfrutarás con los nuevos colores sólidos de Sock & Roll o los prints largos de Zauberball Crazy.

Luego no digas que no te hemos avisado, es el momento de empezar a tejer porque se acerca el invierno. ¡Te esperamos en la tienda – taller y en la tienda online!

 

 

Monográfico ‘Cuadratura del Círculo’ de De Estraperlo en Lalanalú

Toda ganchillera ha deseado alguna vez tejer una manta con cuadrados de ganchillo. Que tire el primer ovillo la que no tenga unos cuantos en el armario. María De Estraperlo comenzó una tarde de marzo de 2012 y no pudo parar. Ahora, es una gran maestra del ganchillo. Ya os contamos que para terminar su labor, puso en marcha desde su blog el «Proyecto Colcha». Pero el CAL se le ha ido de las manos. Tiene tantos adeptos que, a petición popular, ha creado el “Proyecto Colcha Express”. Y ahora viene el notición… Lalanalú es la tienda-taller elegida para su taller itinerante en Barcelona.

Maria visitará distintas ciudades de la península en su periplo. El 22 de marzo, de 18 a 21 h, estará con nosotras para dar su monográfico “La cuadratura del círculo”. Te enseñará, en vivo y en directo, algunas de las técnicas que utiliza para tejer su colcha de cuadrados con distintas texturas y colores.

Este monográfico es una gran oportunidad para conocer y poner cara a otros tejedores de Barcelona que están liados en el mismo proyecto que tú. Aprovecha para solucionar tus lalanadudas y aprende en vivo y en directo de la mano de De Estraperlo.

 

Vía deestraperlo.blogspot.com.es
Vía deestraperlo.blogspot.com.es

 

Vía deestraperlo.blogspot.com.es
Vía deestraperlo.blogspot.com.es

 

Vía deestraperlo.blogspot.com.es
Vía deestraperlo.blogspot.com.es

 

Vía deestraperlo.blogspot.com.es
Vía deestraperlo.blogspot.com.es

Para apuntarse al curso, hay que saber tejer cadeneta y punto bajo. El precio es de 40 € sin material o 50 € con un kit a elegir. Existen dos opciones muy lalanaluneras.

La primera, incluye un ovillo de 100 g de algodón Regata, un ganchillo Waves de Knit Pro y marca puntos de plástico del tipo candado. La segunda, dos ovillos de 50 g de lana merino Merino 4 Us de Rosários 4, un ganchillo Nadel y un marca puntos de gancho con abalorio de metal. Para celebrar este encuentro tan lalanalunero, habrá merienda y podrás llevarte el tutorial paso a paso con todos los puntos del día.

Si aún no has empezado tu “Proyecto Colcha”, éste es el momento de liarse la manta a la cabeza. Es un proyecto que tiene lana. Puedes llevarte los cuadrados contigo y tejer dónde sea, aprender puntos nuevos y emprender una labor a largo plazo. Apúntate ya al CAL en la tienda-taller. Reserva tu plaza aquí. Te esperamos el miércoles 22 de marzo en Barcelona para cerrar juntas la cuadratura del círculo. Nos lo pasaremos de perlas, con De Estraperlo.

En un abrir y cerrar de ojos, mensaje de Año Nuevo de Olek

Una de nuestras musas lalanaluneras la ha vuelto a armar. En otras ocasiones, os hemos hablado de Olek, de sus acciones ganchilleras y su protagonismo en Yarn, el documental de Una Lorenzen. Uno de sus últimos trabajos es la instalación de ganchillo “In the Blink of an Eye” y cómo nuestra vida puede cambiar “En un abrir y cerrar de ojos”.

Todo empezó en verano de 2015. Olek llegó a Suecia con una propuesta para la exposición Avesta Art, que se celebra cada año en el museo de Verket. Quería reproducir una casa tradicional sueca a escala real a ganchillo. Para llevar a cabo su idea, invitó a tejer a un grupo de artistas del ganchillo. Entre ellos, a refugiados de Siria y Ucrania. La conversación empezó a fluir entre punto y cadeneta y el proyecto dio una vuelta de 180 grados. Olek se quedó tan impactada por sus historias que decidió explicar cómo sus vidas habían dado un vuelco en un abrir y cerrar de ojos. Este vídeo registra la acción final y parte de la felicitación de Año Nuevo de Olek.

(Atención: contiene imágenes que pueden herir la sensibilidad)

Al acercarte a la casa, rodeada de bosques, en un pueblo idílico, sientes que te están invitando a entrar y a pasar una tarde tejiendo en el sillón mientras tomas un té tranquilamente. Todos y cada uno de los detalles de ganchillo impresionan por la cercanía que transmiten. Son testimonios silenciosos de las personas que han tejido las piezas, testigos de las experiencias compartidas. Pero en un abrir y cerrar de ojos, la casa, tejida entre todos, explota en mil pedazos y el sueño de envolver el mundo de ganchillo se hace añicos.

La instalación “In the Blink of an Eye” da visibilidad a la tragedia que viven millones de personas exiliadas a causa de conflictos bélicos o desplazadas por desastres naturales. También nos hace pensar en la fragilidad de nuestras vidas, aunque no vivamos en situaciones de riesgo. Porque no todo es tan lalanalunero como te lo pintan.

Nos gusta pensar que Lalanalú es un refugio para ti. Cuando las cosas se ponen feas, puedes venir a nuestra tienda-taller para compartir tus historias, marcarte objetivos, reír en compañía y empezar nuevos proyectos. Nuestro mensaje de Año Nuevo quiere ser una invitación a seguir envolviendo el mundo de ganchillo, a pequeña escala y cada una a su ritmo.

olek-blink-eye-sala-lalanalu
Vía oleknyc.com
olek-blink-eye-grupo-mujeres-lalanalu
Vía oleknyc.com
olek-blink-eye-tejedoras-lalanalu
Vía oleknyc.com
olek-blink-eye-mouse-lalanalu
Vía oleknyc.com

San Valentín Woolporn, al puro estilo Lalalanalú

Queremos celebrar San Valentín a nuestro estilo. Porque nuestros corazones tienen más de un dueño. Pertenecen a ovillos, lanas y agujas por igual.

video2

Seguramente ya sabéis que nos encanta lalanalunear y eso provoca sus emociones. Entre semana nos vamos con una pandilla de algodones. Pasamos el fin de semana con una o dos madejas de puro merino. Tenemos ovillos de verano con hilos de bambú. Y nunca renunciamos a una escapada de lujo con una buena alpaca.

video3

No tenemos problemas de tamaño. Nos adaptamos a ganchillos normales o tunecinos. Nunca decimos que no a una buena aguja recta. Y, para cambiar de rollo, nos gusta tejer con agujas circulares. En la variedad está el gusto. En nuestros corazones lalanaluneros hay sitio para todos.

Para compartir nuestro amor a la lana, queremos celebrar el día de los enamorados con el estreno de un vídeo Woolporn.

Gracias de todo corazón a todos los que habéis participado y lo habéis hecho posible. A vosotros también y todavía más, os queremos.

Ver para tejer: un plan de cine

 

La inspiración no siempre nos encuentra trabajando. A veces nos llega cuando estamos en el sofá, viendo una película. Así que hoy te proponemos un plan para despertar los sentidos sin moverte de casa. Prepárate para una sesión de cine golfa con Wim Wenders, uno de nuestros directores preferidos. La película que hemos seleccionado es Pina. Ver para tejer.

 

pinawin wenders

Es un documental sobre la vida de la bailarina y coreógrafa Pina, Philipina Bausch. Pero también es un homenaje póstumo a esta pionera de la danza contemporánea. Pina murió durante el rodaje y Wenders tuvo que suspender la producción. Pero los bailarines de la compañía Tanztheater Wuppertal Pina Bauschla, que ella dirigía, insistieron tanto que el director decidió seguir adelante in memoriam.

La cinta sintetiza lo mejor de la danza y el cine. Nos acerca a dos personas que aman sus oficios con respeto, disciplina y pasión. Pina refleja la expresividad de las atrevidas coreografías de la bailarina y cómo el dominio de la técnica se transforma en poesía visual, en pura emoción.

Pero es mejor que la sientas por ti misma esta noche a partir de las 00:30 h en BTV (canal 9, Barcelona). En esta ocasión, te recomendamos que guardes tus ovillos en el bol y prestes atención a cada detalle para disfrutar de la experiencia con todos los sentidos.

Después, cuando acabe la película, siente el tacto de los hilos y deja volar la inspiración. Este fin de semana, deja a un lado los patrones. Olvídate de contar puntos, concéntrate en tu postura de corporal. ¡Teje como si bailases, hasta donde te lleve la pasión por la lana!

DSCF4477_opt(1)

 

Ecuaciones y fórmulas matemáticas a punta de ganchillo

Matemáticas y ganchillos, tan diferentes y, sin embargo, con tantos puntos en común. Hace un tiempo, fue publicado un artículo sobre la utilización del ganchillo para mostrar el «espacio hiperbólico» físicamente. Así que, sin salirnos por la tangente, vamos a repasar algunas ecuaciones y fórmulas matemáticas.

Parabolóide hiberbólico, vía di-conexiones.com
Parabolóide hiberbólico, vía di-conexiones.com

Resulta que, en 1997,  Dania Taimina, una matemática de la Universidad de Cornell, tuvo la genial idea de tejer una hipérbola. Era la primera vez en la Historia. Hasta entonces, los matemáticos creían que esta forma geométrica sólo podía ser reproducida en la naturaleza, en los corales o en los fondos marinos. Desde entonces, la habilidosa Dania ha dado numerosas conferencias y hasta ha escrito un libro sobre las relaciones que existen entre la geometría y el ganchillo. Si tienes espíritu científico, te animamos a crear tu propia hipérbola con estos patrones.

daina-taimina-arbol-via 2.bp.blogspot.com-lalanalu
Daina Taimina, vía 2.bp.blogspot.com

Pero Dania no es la única loca por el ganchillo. A partir de su proyecto, otros matemáticos, como el Dr Hinke Osinga y el profesor Bernd Krauskopf de la Universidad de Bristol, se han lanzado a sumar agujas y ecuaciones. Han conseguido tejer a ganchillo la famosa Fórmula de Lorentz sobre los sistemas caóticos y crear un objeto real. Los dos lo han logrado a través de un programa informático, con las instrucciones precisas para poder tejer la famosa ecuación.

via-math.auckland.ac.nz-lalanalu
Dr Hinke Osinga y Professor Bernd Krauskopf, vía math.auckland.ac.nz

Pero no sólo los matemáticos se han aventurado a combinar matemáticas y ganchillo. Sophie Buckley también ha plasmado la conocida Secuencia de Fibonacci con ganchillo para su proyecto de final de carrera.

Sophie Buckley, vía flickrhivemind.net
Sophie Buckley, vía flickrhivemind.net

Cada vez estamos más cerca de envolver el mundo a punta de ganchillo o de crear otros nuevos. Si tiramos del hilo, quién sabe adónde podemos llegar. Pensábamos que el ganchillo era arte y descubrimos que también pueden ser matemáticas.

Elemental, queridas Lalanalús

El puente de la Mercè me fui a buscar lanas a Londres, una de las ciudades más crafty de Europa. Cualquier oportunidad es buena para conocer nuevos artesanos, ir de mercadillos y visitar tiendas de lanas. Elemental, queridas lalanalús.
Estuve en Prick Your Finger, una tienda-taller-galería. En el local tienen ovillos de colores de pura lana inglesa, y, cómo no, una gran variedad de agujas y accesorios. Por si esto fuera poco, también hacen exposiciones de artistas textiles contemporáneos. Me enamoré perdidamente del trabajo de Max. Esta artista teje mariposas muy realistas y las convierte en preciosísimas postales. También crea collares ideales para knitting addicts.
eva-prick-your-finger-lalanalu

interior-prick-your-finger-lalanalu

Además, tuve la oportunidad de conocer a Rachael Matthews, la artífice del proyecto y propietaria de la tienda. Es amor en estado lalanalunero puro. Una vez más los hilos del destino me sorprendieron o, quizá, debería decir las redes. Resulta que ya conocía Lalanalú porque un amigo suyo le había enviado una foto del corazón de ganchillo del escaparate de nuestra tienda-taller. Es muy emocionante comprobar cómo el influjo lalanalunero llega cada vez más lejos. Pero ahora el ovillo está en nuestro tejado. Así que no puedo dejar de recomendaros que visitéis el local si vais a Londres. Os volveréis locas.
animales-prick-your-finger-lalanalu
Aprovechando que lucía el sol, algo poco frecuente en la capital británica, pude dar largos paseos. En el barrio de Shoreditch, visitamos varios pop-ups de artistas y artesanos. Allí encontré a Leto Ariadne, un tejedor nato, que con su telar de pedales crea preciosos pañuelos, fulares y corbatas. Fue muy interesante conocerle y, sobre todo, ver cómo trabajaba hilando sin parar.
leto-ariadne-lalanalu
A modo de souvenir, he traído algunos libros para ampliar la Lalanateca y mejorar la ténica de fair isle, para tejer calcetines y jerseys vintage. Ya veis, fue una escapada corta pero intensa. Estoy deseando volver para seguir investigando como Sherlock.
Eva