Trucos lalanaluneros para tejer ganchillo recto y en redondo: cadeneta, punto bajo y anillo mágico

Nuestro blog está imparable. Va a toda lana, especialmente porque inauguramos nueva sección de “Trucos lalanaluneros para tejer”. Todo lo que querías saber y, quizá no te atrevías a preguntar, de tu pasión lanera.

Vamos a empezar por el principio, despacito y con buena letra. Así que aquí vamos con los básicos del ganchillo: cómo tejer recto una cadeneta, el punto bajo, en redondo para crear bases ovaladas y con anillo mágico para las circulares. Pero, espera, espera. Antes de lanzarte, toca elegir ganchillo.

Como nos gusta decir en Lalanalú: cada maestrillo tiene su ganchillo. Como sabes, existen de distintos materiales: madera, aluminio, metal, acrílico, bambú, plástico o silicona. El mango puede ser ergonómico, de colores, estampado e incluso llevar un cable para tejer con punto tunecino. Pero no te despistes, lo más importante a la hora de elegir el más adecuado es la abertura y la forma del gancho. Se trata de una decisión muy personal y, antes de volverte loca, te recomiendo que pruebes varios hasta dar con el que te sientas más cómoda.

Para gustos, ganchillos. Yo prefiero los más puntiagudos para hilos finos y los de punta redonda para lanas más gruesas y esponjosas. Me gustan más los de aluminio y metal de medidas pequeñas y los de madera y acrílico de números más grandes. Para decidir el número adecuado para tu labor, puedes guiarte por la etiqueta del hilo con el que vas a tejer. Te recomiendo que experimentes con uno mayor o menor del recomendado para obtener la tensión correcta. Así el punto no te quedará ni muy apretado ni demasiado suelto.

Una vez elegido la mejor herramienta, vamos al punto. Existen varias formas de empezar a tejer ganchillo, pero comenzamos por los clásicos, que son los que se usan con más frecuencia:

Tejer recto con cadeneta

Cadeneta es el nombre del punto utilizado tanto para crear las bases de los proyectos como para los puntos calados. Si nunca has practicado antes, aquí tienes tu primer ejercicio lalanalunero. Se trata de tejer recto y girar la labor al final de cada vuelta.

Con el ganchillo en la mano, haz un nudo corredero. Coge hilo y sácalo. Repite el proceso hasta que obtengas una tira de la longitud que necesites. Salta un punto y teje un punto bajo en cada punto. Después de tejer el último, haz una cadeneta. Gira la labor y repite el proceso hasta obtener la medida deseada.

Truco: Si es necesario, puedes utilizar un ganchillo 0,5 mm mayor del que vayas a usar para el resto de la labor. Es normal que la cadeneta quede más compacta. Para mantener la pieza recta, cuenta los puntos en cada vuelta y asegúrate de no hacer aumentos ni disminuciones.

 

Punto bajo

El punto bajo es el punto básico del ganchillo. Para tejerlo, introduce la aguja en la cadeneta, coge hilo, sácalo, vuelve a coger hilo y saca las dos hebras que tengas en la aguja. Et voilà!

 

 

Tejer en redondo una base ovalada

Si quieres tejer un estuche o un bolso, la mejor forma de empezar es tejer en redondo una base ovalada. Comenzamos con una cadeneta de la longitud deseada. Tejemos dos puntos bajos en el segundo punto de la cadeneta, obteniendo tres puntos en el mismo punto. Seguimos con un punto bajo en cada punto hasta el final de la cadeneta, tejiendo tres puntos bajos en el último punto. Continuamos trabajando un punto bajo en cada punto por la hebra de abajo de la cadeneta. Repite la operación tejiendo en redondo. Cuando obtengas la base de la medida que necesitas, sigue tejiendo en redondo con un punto bajo en cada punto para ganar altura.

Truco: Coloca un marcapuntos en el primer punto de cada vuelta para guiarte y vigila que los aumentos de tres puntos en los extremos estén en la misma posición: el punto del centro.

 

Tejer en redondo con anillo mágico

Para hacer un anillo mágico, coge la hebra con la mano izquierda y da una vuelta en los dedos índice y corazón. Pasa el ganchillo por dentro del aro, toma hilo, sácalo, coge hilo y sácalo otra vez. Ahora teje con el ganchillo 6 puntos bajos alrededor del aro. Una vez tengas los puntos necesarios, estira el hilo para ajustar tu anillo, cerrando el centro. Sigue tejiendo en redondo.

Para hacer una pieza con forma redonda debes seguir la proporción de 6 aumentos por vuelta. Es decir, en la primera vuelta tendrás 6 puntos. En la segunda, tienes que hacer un aumento en cada punto (2 puntos en el mismo punto) para conseguir un total de 12 puntos. En la tercera, teje un punto y un aumento en el siguiente punto hasta obtener 18 puntos por vuelta. En la cuarta, teje 2 puntos y un aumento, hasta obtener un total de 24 puntos. Y así sucesivamente.

 

Truco: Utiliza un marcapuntos en el primer punto de cada vuelta y cuenta cuántos puntos tienes en cada una. Si estás tejiendo una pieza plana, sigue tejiendo con aumentos hasta obtener la medida necesaria. Si se trata de un cesto o bolsito, una vez llegues a la medida de la base deseada, teje un punto bajo en cada punto para ganar altura. Te enseñaremos a hacer disminuciones más adelante.

Ahora que ya conoces los principios lalanaluneros de la técnica del ganchillo, elige tu labor, un ovillo y haz lo que te dé la lana. Próximamente, más trucos en el blog. ¿Ganchillos a punto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*