Meditar, tejer, amar

Seguro que has oído eso de que tejer es el nuevo yoga. No pienses que te harás más flexible dándole a las agujas, al menos te sentarás en posición de loto como si nada después de una semana. Esa frase tiene relación con sus efectos para reducir el estrés.

 

Según algunos estudios, de total confianza, algunas actividades como la meditación, la relajación y también hobbies, como tejer, tienen efectos terapéuticos. Nos ayudan a centrarnos en el aquí y ahora. A mí, personalmente, me despeja la mente y hace que me olvide de los pensamientos negativos. A ese momento que tiene algo de abstracción yo lo llamo el punto… OM, como si fuese un peculiar mantra.

 

Con mi labor en las manos, me concentro, cuento puntos, me abstraigo, tengo las manos ocupadas y también la mente en algo que me gusta, repito los mismos movimientos punto a punto, intento no perder el hilo… Tiene mucho de clase de yoga, ¿no te parece?

 

 

Te lo recomiendo estos días especialmente. Cuando te agobies, ponte manos a la labor. Busca ese lugar de tu casa en el que te sientes a gusto. Si te apetece, prepárate un té o ese zumo o batido que te sube las endorfinas. Elige tu música favorita, tu podcast tejeril favorito o un audiolibro. A mí, en ese momento, me encanta escuchar relatos a los que accedo con eBiblio con el carnet de la biblioteca. Si lo tuyo es la multitarea, no te olvides que el canal de YouTube de Lalanalú tiene vídeos inspiradores de punto de media y ganchillo. Si es necesario, cierra la puerta. Es tu momento.

 

El objetivo es convertir ese rato tejiendo sin prisas en un pequeño ritual. Date tiempo, haciendo lo que te da la lana para conectar contigo y centrarte en ese momento. Olvidarás, al menos por unos momentos, esas preocupaciones que quizá no dependen de ti.

 

Y no te olvides de compartir tu amor por la lana con todas las personas que compartimos esa pasión tejeril. Toda la meditación no sería nada si no se extienden sus efectos positivos. Eso quizá no lo dijo ningún gurú, pero sabes que los encuentros aunque sean virtuales te sientan bien. Puedes hacerlo cada sábado con el LalanaClub, una actividad gratuita, ahora online, para tejer en compañía.

 

Envíanos un mail a hola@lalanalu.com y te explicaremos cómo conectarte a nuestra particular tejeconferencia a través de Zoom. Cada sábado, hay dos turnos para que puedas elegir el que te dé la lana.

 

Recuerda, el punto OM te sienta bien y estamos a tu lado para compartir sus efectos relajantes. OMMMMM…

 

Eva

 

Posdata, te quiero: Si quieres conocer más sobre los beneficios de tejer, te recomiendo un artículo y un libro para seguir tirando del hilo:

¿Qué ocurre en tu cerebro cuando tejes? Jacque Wilson, CNN

The Mindfulness in Knitting de Rachael Matthews

¿Quién hay detrás de nuestras lanas favoritas? Laia de Sóc una troca!!!

Las lanas teñidas a mano son únicas. Ya conoces sus colores. Ahora, queremos acercarte a las personas que están detrás de nuestras lanas preferidas. Ellas ponen color a las madejas que encontrarás en Lalanalú y ha llegado el momento de conocerlas mejor. Mes a mes, publicaremos entrevistas en nuestro blog. Así podrás entender mejor su oficio, saber de dónde viene su inspiración y en qué consiste su universo de tintes y colores.

 

Laia, de Sóc una troca!!!

 

 Conozcamos más a: Laia de Sóc una troca!!!

Arrancamos con una tintorera que, desde el primer momento, nos robó el corazón por su proximidad y simpatía. Empezamos con Laia de Sóc una troca!!!

 

– ¿Cuándo y cómo comenzaste con tu marca Sóc una troca!!!?

Mi marca nació un día mientras tomaba un vermut con mi pareja. Por aquel entonces, él me acababa de regalar una rueca preciosa, y medio en broma medio en serio nació la idea de vender lana hilada a mano. ¡De esto hace ya 10 años! Empecé a trabajar con tintes naturales y a vender algunas madejas. Durante mucho tiempo esto fue un extra. A nivel económico todo lo que ganaba con la lana se reinvertía en más lana… Y con el paso de los años, ¡aquí me tenéis!


Hoy día mi negocio no tiene nada que ver con cómo empezó: ahora es más sostenible a nivel ecológico, ha pasado a ser mi trabajo casi a tiempo completo, y tengo la suerte de haber podido empezar a colaborar con otras emprendedoras, ya sea aportando lana para diseños o bien comprando materiales a productoras que están en la línea de mis ideales. La verdad es que poder empezar a ver todo este recorrido y sus frutos con perspectiva ¡me hace muy feliz!

 

Sock, 75% lana, 25% poliamida

 

– ¿Qué es lo que más te gusta de teñir lanas?

Nunca se me han dado nada bien las artes plásticas, y aun habiendo estudiado música, opté por la rama teórica, así que me faltaba una vía para canalizar mi creatividad. En cuanto empecé a trabajar con los tintes ecológicos, encontré en los colores mi forma de expresión artística. Y aunque hay días en que la inspiración brilla por su ausencia, ¡suelo disfrutar como una enana!

 

– ¿Cuál es tu base preferida para teñir?

Ayyyy… No me sabría decidir… Cada base tiene su forma de aceptar el color, y tienes que entenderlas para poder sacar lo mejor de cada una. En cuanto las has trabajado un poco, ¡llegas a quererlas a todas! Y ahora que estamos en petit comité, te haré un pequeño spoiler… ¡Las lanas locales tienen una forma de coger el color que no la vas a encontrar en otras! (ejem, ejem, ¡pronto lo veréis!)

 

– ¿Utilizas bases mulesing free? ¿Cómo y por qué?

Absolutamente sí. Procuro buscar bases con un origen responsable, en que toda la cadena de producción sea trazable (no solo hay que cuidar las ovejas, también hay que evitar los contaminantes en los distintos procesos por los que pasa la lana!). Esto a veces es bastante complicado, pero tengo clarísimo que hay que trabajar en esta dirección. Es por este motivo también por el que dejé de trabajar con tintes naturales: sin unas instalaciones adecuadas la huella ecológica que dejan puede ser mayor que usando tintes ecológicos, que aunque sean sintéticos, no dejan residuo y consumen mucha menos agua.

 

Reverie, 100% lana merino

 

– ¿Cómo eliges los nombres de tus colecciones y colores?

Muchas veces me viene un concepto a la cabeza y trabajo sobre él. Normalmente, el resultado no tiene nada que ver, me gusta deconstruir el color de una imagen. Otras veces tengo un color en la cabeza y mientras trabajo me viene una canción y ya no los puedo disociar… Y a veces no me viene nada a la cabeza… ¡es lo peor!

 

–  Seguro que admiras el trabajo de otro/as tintorero/as. ¿Recomiendas a alguno/a?

¡Claro que sí! Siempre me han fascinado los colores de Malabrigo, ¡muchísimo! Como tintoreras, las primeras que me despertaron pasiones fueron Beata de Hedgehog Fibers y Nicole de Hue Loco. Con el tiempo he ido encontrando a gente maravillosa, como a Teresa de Ovejita Be! y a Jennifer de All You Knit is Love, compañeras y amigas, o proyectos como el de The Little Grey Sheep, que tuve la suerte de tener como vecinas en el primer Barcelona Knits y me dejaron enamorada. Otras colegas que he ido conociendo y que no quisiera pasar por alto: Zoa de Paca la Alpaca (dios mío ¡qué colores!), Gema de Yarnitas (¿se puede tener más sentido del gusto?), Lilou (me chiflaban sus colores claros), Justina de Feliz y Punto (me quedo con todos sus colores, ¡por favor!)… Y bueno, hay muchas más ¡pero me saldría un libro!

 

Laia

 

– ¿Tienes un/a diseñador/a favorito? ¿Cuál es tu prenda fetiche?

Tengo que revelaros algo… Hasta hace relativamente poco yo era una tejedora «free style» y nunca había usado un patrón, así que mi experiencia con diseñadores es más bien limitada y mis gustos ¡un poco frikis! La que para mí es una maestra absoluta es Woolly Wormhead, sus gorros son espectaculares, técnicamente alucinantes, y realzan el color de cualquier lana teñida a mano. Acabo de tejerme por segunda vez el poncho Oslo, de Julie Dubreux, ¡super comodísimo! En mi lista para tejer pronto tengo el Andecha de Belén de Tejer en inglés (¡sus calcetines 80s retro son lo mejor para empezar!) y alguno de los crop tops de Jacqueline Cieslak. Ah, y me chiflan los calcetines, ¡a más raro, mejor! Además, este pasado año han salido algunos patrones diseñados con mis lanas, colaboraciones de las que estoy especialmente orgullosa, como la de Carmen García de Mora, Clara Montagut, Lucía Ruiz de Aguirre, Josefina Sánchez Martínez, Siona Land… ¡Y estad atentas porque se acercan cosas muy bonitas!!!

 

– ¿Quieres compartir con nosotras alguna anécdota lalanalunera? ¿Algún color especial?

Mmmmm… Color especial… ¡Habéis dicho la palabra mágica! Me encanta hacer colores especiales, me gusta dedicar colores a festivales o a gente que me ha inspirado por el motivo que sea. Por ejemplo, hace tiempo que tengo un color en la cabeza, y que quiero dedicar a una tienda que hace mucho confió en mí. Este tipo de colores me gusta desarrollarlos a fuego lento, y éste en concreto me está poniendo a prueba, ya que está en una gama de colores que me cuesta especialmente. Pero estad bien atentas, ¡porque hay un color muuuuuy lalanalunero en los fogones!!! 

 

 

Llega el día de amor amoroso con rosa 

Llámalo día del amor, del libro, de Sant Jordi, de la rosa… Llámalo como quieras, pero celébralo con nosotras. Este año buscamos las pequeñas cosas para celebrar más que nunca y el 23 de abril ha sido siempre uno de nuestros días preferidos.

 

El tiempo pasa a toda lana. Tradicionalmente, por estas fechas nuestra ciudad se llena de libros y rosas, de amor del bueno. Esta vez habrá que esperar hasta el 23 de julio para que las calles de Barcelona vivan la celebración, pero queremos repartir ya mismo amor por la lana.

 

Aquí va nuestra tradicional rosa para ti. Hemos creado un nuevo patrón gratuito para que puedas tejerla sin salir de casa. ¿Ya sabes a cuál de tus amores se las vas regalar?

 

 

 

Esta rosa se teje en un plis-plas y hasta puedes aprovechar los restos de hilos que tengas a mano. Si te animas, puedes crear ramos enteros para decorar tu casa como una diva de la lana. Repartir amor empieza por una misma.

 

Kit para tejer rosas a gancillo

 

Si quieres completar la tradición regalando o regalándote un libro, tienes un 10% de descuento en lalanalu.com. Los envíos saldrán puntualmente cada miércoles hasta que podamos volver a abrir la tienda.

No esperes al 23 de julio para celebrar tú también un día especial. Anímate a celebrar el día del amor amoroso. Feliç Sant Jordi! Que no pare la pasión por la lana.

Ostras y gambas en amigurumi para celebrar el Día Mundial de Tejer en Público

Todavía quedan dos meses pero los preparativos empiezan ya. Te contamos, Lalanalú. El sábado 13 de junio te espera una cita de lo más lalanalunera. Se celebra el Día Mundial de Tejer en Público (WWKIPD). Si cada cita es una fiesta, figúrate cómo puede ser la de un año tan especial.

 

Más que nunca, queremos ese día nos acompañes. Esperamos poder volver a tejer en las calles y en las plazas, aunque nos separen algunas madejas de distancia. No sabemos exactamente qué puede pasar para entonces, pero queremos hacer todo lo que esté en nuestras manos y en nuestras agujas para celebrarlo contigo con gambas y ostras amigurimis. Así que hemos sacado ya los ganchillos.

 

Como cada año, nos vamos a unir al concurso de amigurumis de Vil·la Urània. Son una de nuestras debilidades y están muy cerca de la tienda taller. Este año, el reto es tejer amigurumis relacionados con el océano para crear un #amioceanorugumi.

Así que nos hemos venido arriba, no será por falta de tiempo. Hemos creado dos patrones, a falta de uno, para preparar ese delicioso acuario en el que no faltarán ni las gambas ni las ostras. Son patrones de proximidad, Km0, aptos para principiantes y los puedes descargar aquí.

 

Patrón amigurumi ostra al natural

 

Patrón amigurumi gamba de Palamós

 

Además, en colaboración con Vil·la Urània, hemos preparado 2 videotutoriales para que puedas seguir punto por punto los patrones de los amigurumis.

 

Al pensar en el océano, lo primero que nos vino a la cabeza fueron las ostras. Son mágicas porque a veces, esconden perlas en su interior. De la misma manera, el patrón que hemos diseñado es doble: puedes tejer esta singular ostra abierta o cerrada. ¡Cómo te dé la lana!

Por si fuera poco, el equipo de Vil·la Urània nos retó a tejer una gamba y la idea nos encantó. Así nació el patrón de la gamba de Palamós. Una suculenta gamba de la mejor calidad, tejida con siete piezas de la cabeza a la cola. El punto de sal lo pones tú, al gusto.

 

 

No nos vayas a decir que no tienes tiempo. No hay excusa que valga porque hasta el 30 de mayo puedes tejer tu obra maestra, enviarla a Vil·la Urània y participar en el concurso. El tiempo para tejer ostras y gambas a granel empieza a contar desde ya. Todos los amigurumis que se presenten formarán parte de la instalación del #amioceanorugumi que organizará el centro cívico durante una semana.

Esperamos que os gusten los patrones y os divierta tejer amigurumis tanto como a nosotras. Que la fuerza del crochet nos acompañe entre ostras y gambas. ¡Tejer es poder!

Eva & Kiara

Receta de Pascua al estilo Lalanaú: Pão de mel y huevos de ganchillo

Estas vacaciones nos han pillado, como a ti, en casa pero también buscando recetas creativas. Entre los productos más vendidos durante las últimas semanas se encuentran los ingredientes de repostería. Parece que coincidimos con intentar superar la situación con un mejor sabor de boca. Nuestro punto dulce es hoy una receta al estilo de Pascua: Mona Pão de mel y le hemos echado unos huevos de ganchillo. Así en plan fusión intercontinental y con algo de humor, que siempre viene bien.

 

Kiara va a revelarte una receta familiar para elaborar la base de su particular postre de Pascua. Es su particular homenaje a la Mona, un postre tradicional que se regala a los ahijados y ahijadas precisamente ese lunes. Aquí va su receta del Pão de mel, un riquísimo pan de especias, que hemos decidido acompañar con algo de fibra no comestible. Se trata de tres modelos distinto de huevos de Pascua a ganchillo, que podrás combinar cómo te dé la lana.

 

 

Empezamos por los huevos que puedes utilizar para decorar la Mona, crear un bonito centro de mesa o jugar a esconderlos por la casa para jugar con tus peques, como hacen en algunos países. Para empezar, solo necesitas un ganchillo de 3.5 mm y restos de hilo que tengas a mano. Cada uno de los huevos tiene tres colores. Se tejen en redondo en una sola pieza, con punto bajo en la vuelta inferior y punto garbanzo, combinando aumentos y disminuciones. Si te da el punto, puedes tejer media docena o la docena entera. Descárgate el patrón gratis aquí.

 

¿Vamos con la receta del Pão de mel? ¡Manos a la masa!

Ingredientes para 4-6 personas:
– 500 g de azúcar moreno
– 2 vasos de agua
– 500 g de harina de trigo
– 1 cucharada sopera de clavo de olor en polvo
– 1 cucharada sopera de canela en polvo
– 1 taza de chocolate en polvo
– 1 cucharada sopera de bicarbonato de sodio
– 1 taza de leche
– 4 huevos
– 1 taza de miel

Receta punto a punto:
– Hierve el agua y el azúcar y remueve hasta formar una mezcla homogénea. Déjala enfriar hasta que tome la textura de un jarabe.
– Mezcla la leche, el chocolate en polvo y el bicarbonato en un bol y reserva.
– Pasa la harina por un colador, añade las especias en polvo y remueve.
– En una batidora, vierte el azúcar líquido a temperatura ambiente, las mezclas anteriores, añade los huevos y, por último, la miel.
– Hornea la masa en el horno a temperatura media durante unos 60 minutos. Y deja enfriar.
– Cubre el bizcocho con la cobertura de chocolate.

 

Cobertura de chocolate:
Ingredientes
– 1 tableta de chocolate con leche o negro, al gusto.
– 500 ml de leche

 

Receta punto a punto:
– Derrite el chocolate al baño maría, incorporando la leche a temperatura ambiente poco a poco hasta que se deshaga y adquiera una consistencia cremosa.
¡Y Santas Pascuas! Ya tienes la receta completa para disfrutar del buen sabor de esta Mona y para tejer tantos huevos como te den los restos de lana. Si te animas, nos encantará ver las fotos de sus creaciones. Es momento de crear en casa.

 

¡Las reinas de las agujas!

A petición lalanalunera, vamos a presentarte a las reinas de las agujas. Quizá ya has comprobado que el inglés domina el universo tejeril. Los países anglosajones son los que tienen una mayor tradición: son criadores de ovejas, llevan la lana en las venas y su nivel es altísimo. Así que queremos homenajear a las diseñadoras de patrones de punto de media que tejen en castellano. Han tenido que abrirse camino al ritmo del entusiasmo de sus agujas y se merecen una ola de descargas de patrones.

 

Vamos con las 7 magníficas. Empezamos por las que tejen más cerca. Por aquello de la proximidad:

 

Agus González @lesjardinsdejuliette

Agus es una loca del DYI, tejedora, crochetera y adicta a los combos de colores. Es una emprendedora nata y siempre tiene miles de proyectos nuevos en la cabeza. En 2018 publicó su ebook Un poco de Folky. Desde entonces, no ha parado de impartir talleres y hacer colaboraciones en publicaciones como el libro Deep Ocean a Neon Collection o an la revista Bellota Knits con el gorro Marsha.

 

Top Volantes FruFrú de @lesjardinsdejuliette

 

Nuestro favorito: Top Volantes FruFrú 

Puede ser tu básico para la nueva temporada. Una camiseta sin tirantes con escote redondo rematado con un volante generoso. Sus discretos calados en los laterales marcan la diferencia. Elige un tono básico o dale un punto personal a tu top con un color de contraste para realzar el frufrú. Triunfarás, sí o sí.

 

 

Belén Fernández @tejereningles

Seguramente conoces a Belén por sus videotutoriales y su podcast de Tejer en inglés. Esta tejedora compulsiva es asturiana y vive en Oxford. Su labor como divulgadora de marcas de lanas y técnicas originarias en inglés es impresionante. Pero hoy te hablaremos de su faceta como diseñadora de patrones. Si te iniciaste en el arte de tejer calcetines con su 80’s retro, ha llegado el momento de chalarse por los chales.

 

Chal Andecha de @tejereningles

 

Nuestro favorito: Chal Andecha 

Su nombre lo dice todo. Esta palabra asturiana sirve para denominar a los vecinos que se juntaban para faenar en sus tierras y entre todos hacer más llevadero el trabajo. Con este chal triangular darás rienda suelta a tus agujas. Fuimos testigos de la admiración que despierta en la última edición Barcelona Knits. Es ideal para principiantes y acepta tantas versiones cómo te dé la lana. Y según Ravelry, fue uno de los patrones más repetidos. Ya sabes: si lo tejes, ¡repites!

 

 

Cecilia Losada @mammadiypatterns

Cecilia es argentina y vive en Barcelona. Esta artesana diseña patrones tanto de ganchillo como de punto de media en MamaDIY. Si ya sigues el Podcast de Ceci, o te has apuntado a alguna de sus clases, sabrás que tiene un montón de patrones para todos los gustos y niveles.

 

Chal Alquimia de @mammadiypatterns

 

Nuestro favorito: Chal Alquimia 

Las texturas caladas de este chal son espectaculares. Pero lo que realmente hace especial este patrón es la combinación de técnicas de punto y crochet en el mismo diseño. De ahí su nombre. Es apto para principiantes, perfecto para pasar del ganchillo al punto de media. Y un reto muy lalanalunero.

 

 

Esther Romo @elleplusdesign

Esther es una apasionada del textil. Combina lo mejor del mundo artesanal y del tecnológico para ofrecer diseños tan originales como el chal Mediterráneo de la pasada edición de Barcelona Knits.

 

Artemis de @elleplusdesign

 

Nuestro favorito: Artemis

Este jersey es lo más top. Se publicó en el número 26 de la prestigiosa revista inglesa Pom Pom Magazine. Está tejido con la técnica top-down en dos colores. Nos encanta por su simplicidad y su caída, con un amplio escote en el cuello y en la espalda. Dan ganas de tejerlo y estrenarlo cuanto antes.

 

 

Lucía Ruiz de Aguirre @luymou

Lucía es una gran diseñadora, súper prolífica y con patrones para todos los gustos y niveles. Hasta el momento ha publicado dos libros Punto y aparte 1 y 2. En ellos encontrarás patrones de chales, jerséis, calcetines… y hasta recetas de cocina. Una combinación 10 para estos días en casa.

 

Varmianka Pullover de @luymou

 

Nuestro favorito: Varmianka Pullover 

Este patrón forma parte del libro Punto y aparte 2 y está en nuestra lista de pendientes. Es un jersey top down con un canesú circular con colorwork. Y ¡ese color rosa fuerte nos tiene locas!

 

 

Sonia Masegosa @desmadejada

Sonia es una diseñadora imparable. Quizá ya la conoces por sus podcast de Desmadejada. O te has leído alguno de sus ebooks. Pero si quieres disfrutar de sus patrones, en su web aparecen todos ordenados por nivel de dificultad, grosor de hilo, tipo de proyecto, forma y técnica. Es una maravilla y seguro que encuentras uno para ti.

 

Batlló Shawl de @desmadejada

 

Nuestro favorito: Batlló Shawl 

Este chal forma parte de su ebook Archi-Texture. Inspirado en la Casa Batlló de Gaudí, se teje de lado a lado con un degradado de 4 colores. Su forma recrea el techo de la fachada y simula las escamas de la piel de un dragón. Una invitación a soñar un paseo por el Passeig de Gràcia.

 

 

Vanessa Pellisa @vanessapellisa

A Vanessa le encanta tejer y recuperar técnicas tradiciones. Empezó su andadura como traductora al castellano de patrones de diseñadoras tan reconocidas como Isabell Kraemer. Luego, le dio el punto de diseñar y ya no hay quién la pare. Entre sus patrones encontrarás mitones, boinas, chaquetas…

 

Manoplas Camí de Ronda de @vanessapellisa

 

Nuestro favorito: Manoplas Camí de Ronda

Se tejen en circular con los pulgares en gusset. Parece muy técnico, pero el patrón está pensado para iniciarse en las circulares. El panel central del dorso, con falsos ochos enmarcados por columnas de punto musgo, recrea el paseo de Cambrils y la pequeña playa de guijarros de su infancia. ¿Nos vamos de excursión?

 

Con tantos patrones como súper poderes, te costará decidirte por uno. Que no paren las agujas, Lalanalú. ¡Larga vida a las reinas!

Momento de destejer para volver a tejer

Llevamos ya varias semanas tejiendo en casa. Ahora más que nunca seguro que estás encantada de haber atesorado un stash. Pero, ¿qué pasa si nos quedamos sin lanas? Seguro que lo has pensado. Ahora, Lalanalú no hace envíos aunque la tienda online sigue abierta para recibir pedidos, que enviaremos en cuanto se recupere la querida rutina. Lo decidimos así porque queríamos ser responsables y empezamos con las tejeconferencias (a través de directos en Instagram, de LalanaClubs virtuales y hasta de clases por WhatsApp) para poder estar cerca, ahora que es más necesario que nunca.

Hay que seguir avanzado al ritmo de las agujas. La literatura ya nos ha demostrado algunas veces la necesidad de tejer y de destejer, de cambiar nuestra forma de vivir. Lo vemos a través de La Odisea de Homero con Penélope, que esperaba la vuelta de su amado mientras tejía de día y destejía de noche. Ella lo hizo durante veinte años, así que nos podemos aplicar aunque sea una centésima parte de su paciencia.

 

 

Cortázar también escribió un cuento fantástico que nos toca de cerca: “La casa tomada”. Irene y su hermano vivían aislados en su casa. Irene tejía y tejía en el sofá de su dormitorio. Su única distracción era darle a las agujas. Al principio, su hermano salía a buscar ovillos. Con el paso del tiempo y a falta de lana, ella también destejía para volver a tejer como Penélope.

 

Ellas nos han servido de inspiración para un vídeo muy especial. En él, queremos enseñarte a destejer esa prenda de punto que tienes por casa y ya no utilizas. Así podrás convertirla en parte de tu nuevo stash. Te explicaremos de qué hilo empezar a tirar, cómo prepararlo para tejer un nuevo proyecto y elegir el patrón adecuado para reutilizarlo.

 

Como Penélope, Irene o como una Lalanalú que no teme a los fantasmas ni tiene que espantar pretendientes que no le convienen, tú también puedes aprovechar algo de toda esta historia. Comprobarás que es posible estirar del hilo y volver a empezar, como una auténtica terapia.

 

Queremos que este vídeo te ayude a seguir tejiendo, estés dpnde estés. A tener paciencia, mantener la calma y la serenidad. Déjate llevar tú también por las palabras del cuento de Cortázar:

 

“Pero a Irene solamente la entretenía el tejido, mostraba una destreza maravillosa y a mí se me iban las horas viéndole las manos como erizos plateados, agujas yendo y viniendo y una o dos canastillas en el suelo donde se agitaban constantemente los ovillos. Era hermoso.”

 

Eva & Kiara

Pon a volar las agujas

Son días extraños. Estamos en casa viviendo la primavera a través de los cristales. Y tú, quizá como nosotras, tejes. Hay algo  que nos une a muchas personas con esta pasión común: no podemos parar de tejer. Quizá tú combinas teletrabajo y cuidado de tus peques y aprovechas ese momento después de, por fin, cerrar la sesión del ordenador, tras el último beso de buenas noches y, entonces, tejes. O, quizá, en soledad mientras piensas en el momento de estrenar esa prenda o en la cara de quién la recibirá junto con un abrazo. Y sigues tejiendo. Sea cual sea tu historia, hoy quiero darte unos algunos consejos para intentar hacer lo que te dé la lana también estos días.

 

1. Quizá sea ese esperado momento de terminar los proyectos empezados. Esa es, al menos, mi intención. La lista es larga y ahora me parece una buena ocasión.

 

2. Reduce stash. Seguramente, como me pasa a mí, has atesorado hilos durante años esperando la ocasión perfecta. Adelante, sácalos de sus cajas y bolsas y deja volar tu imaginación. ¿En qué podrías convertirse?

 

3. Haz amistad con Ravelry, es una buena compañía. Si no tienes cuenta, solo te va a llevar unos minutos abrirte una. Podrás subir tu alijo de lanas al apartado «Stash». Así, cuando busques patrones, te aparecerán recomendaciones en función de las lanas que tienes. Incluso puedes hacer búsquedas con las lanas que ya tienes guardadas. Con Raverly, descubrirás que hay un antes y un después en la vida tejeril. Y no te olvides de buscar nuestros patrones.

 

Ravelry.com

4- Aprovecha para hacer otras cosas. Como no todo es tejer, dale un respiro a tus muñecas. Lava y bloquea tus prendas de punto. Lo sé, da pereza pero así podrás estrenarlas pronto. Si no sabes cómo hacerlo, te lo explicamos punto por punto en este post.

 

5- No pases todo el día sentada. Unos estiramientos son perfectos para estirarse y tu cuerpo te lo agradecerá. Nuestra antigua profe de yoga, Julia Zatta, nos propuso una secuencia que seguimos a rajatabla. Esta serie de ejercicios miman sobre todo los músculos del cuello, los brazos y las muñecas, los que más se cargan de tensión al estar tejiendo.

 

6- Busca pensamientos positivos, como el buen tiempo que pronto llegará. Así que ordena tus lanas y tus prendas de punto de invierno. Adelántate al cambio de armario para cuidar tu ropa y la ropa de tu hogar. Te enseñamos cómo cuidar de tus tesoros lalanaluneros paso a paso en este post.

Espero que estas ideas te ayuden a que el tiempo en casa sea productivo y más llevadero. Ánimo, Lalanalú, también ahora es posible hacer lo que te dé la lana. Estaremos muy cerca tejiendo contigo.

Eva

Olivia está en camino y yo le tejo patrones de bebé

De todos los posts que he tenido que escribir a lo largo de los cinco años de historia en Lalanalú, este es el más personal. Mi vida profesional, mi hobby y mi vida futura van de la mano, hoy tengo algo que contarte.

 

Estoy embarazada. Dentro de unos meses nacerá mi hija Olivia y yo no puedo dejar de tejer. Son unos días extraños y, con la que está cayendo, pienso en mi pequeña constantemente. Quiero compartir este momento con toda la familia lalanalunera, porque formáis parte de mi día a día… quizá ahora más que nunca.

 

Eva y Olivia

 

Eva y Olivia

 

Hay una leyenda que cuenta que, al nacer un bebé, un hilo rojo le une a su madre para siempre. Creo que el hilo de Olivia es una cadeneta multicolor y ha comenzado a tejerse y destejerse ya en pequeñas prendas que le darán la bienvenida en cuanto podamos conocer su sonrisa.

 

Por eso, en este momento, quiero contaros cuáles son mis cinco patrones preferidos de bebé.

 

1. Pelele Tortuga de Lucía Ruiz de Aguirre @luymou

 

Pelele Tortuga de Lucía Ruiz de Aguirre, vía Ravelry

 

Es el primero de la lista porque fue el primero que tejí. Es una cucada. El patrón está muy bien explicado y se teje de una sola pieza, con agujas circulares o rectas. Cómo te dé la lana. Es muy rápido de hacer y súper fácil de seguir. Lo encontrarás en Ravelry y también forma parte de su libro Punto y Aparte, ya sólo disponible en versión digital. Tú decides.

 

Te recomiendo tejerlo con Re-Jeans de Pascuali. Es un hilo sostenible de algodón jaspeado, creado con tejanos reciclados. Tiene mucho cuerpo y mantiene todas las propiedades de esta fibra tan fresquita, que permite transpirar la piel. Es perfecto para que Olivia lo estrene este verano.

 

2. Jersey Puerperium Cardigan de Kelly van Niekerk @pekapekapatterns

 

Puerperium Cardigan de Kelly van Niekerk, vía Ravelry

 

Sin duda, es mi jersey de bebé favorito. Es un patrón que he tejido millones de veces con mucho amor para regalarlo a mis amigas. Me parece súper bonito y es perfecto para recién nacidos. Me encanta la versión a rayas con la tapeta lisa, tejido con hilo de algodón 100% Regata. Tenía clarísimo que cuando fuera mamá, este sería uno de los proyectos de mi lista. Olivia tendrá el suyo sí o sí.

 

La talla 0 es gratuita. Si quieres tejerlo en tallas superiores y con un hilo que de otro grosor que no sea DK, también existe el patrón Beyond Puerperium para ajustarlo como te dé la lana. Es de pago, pero vale la pena.

 

3. Mantita Fly Away de Tin Can Knits @tincanknits

 

Fly Away- de Tin Can Knits, vía Ravelry

 

En esta lista, no podía faltar un mantita de bebé. Es un básico de la ropa de cuna y sirve tanto de arrullo como para tender al bebé en el sofá o en suelo. Este patrón me encanta por sus motivos geométricos y porque ofrece ocho versiones con motivos y colores distintos. Se teje con hilo DK de la fibra que te dé la lana. Sea cuál sea el hilo que elijas, ¡queda espectacular!

 

4. Colección Lille Dahlia Solo de Lene Holme Samsøe @leneholmesamsoe

 

Lille Dahlia Solo de Lene Holme Samsøe, vía Ravelry

 

Este patrón vale por cinco. En realidad se trata de una colección que incluye jersey, camiseta, chaqueta, vestido y pelele. El hilo conductor es el motivo de las hojas en el canesú de todas las prendas. Atención al dato: está disponible en castellano. Me gusta mucho este tipo de diseño nórdico y he decidido que voy tejer las prendas en colores vivos para Olivia.

 

5. Pengweeno de Stephen West @westknits

 

Pengweeno de Stephen, vía Ravelry

 

Esta chaqueta es la versión mini del patrón Penguono. Ya te la habíamos recomendado porque es súper divertida de tejer. Puedes usar todos los colores del mundo mundial y además es el patrón perfecto para rebajar restos de hilos, sean del grosor que sean. ¡Combínalos como te dé la lana para crear rayas y secciones! Y si aún te sobran lanas, ya sabes: puedes tejerte tu versión para ir a conjunto con tu bebé.

 

La lista es un poco ecléctica porque es muy personal. Son todos mis patrones favoritos. Espero que a Olivia le gusten tanto como a mí. Y que a ti, Lalanalú, te sirvan de inspiración para tejer y regalar. ¡Manos a las agujas!

 

Cuídate mucho y quédate en casa…. tejiendo.

 

Eva

Enseña a tus peques a tejer desde 0

Hogar, dulce hogar… A veces, ¿verdad? Especialmente si tienes peques en casa que requieren tu atención y, más aún, cuando tienes que combinarlo con el teletrabajo. Quizá ha llegado el momento de enseñarles a hacer una actividad creativa y que os una con una pasión en común: el tejetrabajo… también llamada tejediversion.

A los talleres de Lalanalú asisten pequelús durante todo el año y también al Casal infantil de Verano. Así que vamos a compartir contigo 10 consejos lalanaluneros que, por experiencia, sabemos que funcionan.

Allá van las respuestas a esas dudas que quizá te plantees…

 

 

1. Empezando, ¿desde qué momento?
La edad ideal para comenzar a tejer es a partir de los 6 años. A una edad menor, pueden iniciase en el arte de hacer cadeneta solo con los dedos. ¿A ver quién teje más?

2. ¿La mejor técnica?
Tanto el ganchillo como el punto de media son técnicas ideales para niños. Pero suelen preferir el mundo del ganchillo. El secreto está en los amigurumis. Les chifla crear sus propios muñecos de crochet.

3. ¿Qué necesitamos?
Tanto si vas a enseñarles punto de media o ganchillo, empieza con una lana bien gruesa tipo mecha, como el Bulky Light de Rosários 4, o bien trapillo. Y agujas y ganchillo de entre 10 y 12 mm. Les resultará más fácil y evitarás frustraciones innecesarias.

4. ¿Un proyecto de punto de media?
Si eliges el punto de media, el mejor proyecto para iniciarse es un buff a punto bobo. Permite aprender a montar puntos y tejer punto del derecho.

5. ¿Un proyecto de ganchillo?
En crochet, el primer proyecto suele ser un bolsito o un estuche de trapillo. En este caso, el truco es enseñarles a tejer en espiral partiendo de la cadeneta base.

6. ¿Cómo motivarles?
Recuerda que es mucho más fácil motivarles si lo que hacen tiene un fin. Tejer un proyecto funcional, como un bolso o un complemento, multiplica las posibilidades de éxito. Si montan puntos porque sí y no entienden para qué y por qué lo hacen, perderán el interés. Y eso no te interesa.

7. ¿Cómo puedo ayudarles?
Siéntate a su lado para que vean tus movimientos y puedan copiarte. Si tu peque es zurdo, siéntate delante de él o de ella en modo espejo. Así podrá seguirte. Los movimientos que tú haces con la derecha, el/ella los hará con su izquierda.

8. ¿Cuáles son los materiales más adecuados?
Elige materiales de colores claros y sin estampados. Así verán más claros lo puntos y no perderán el hilo.

9. ¿Y cómo empezamos?
Para empezar, dedícale sesiones de 30 o 45 minutos máximo. Al rato, se cansan. A medida que vayan aprendiendo, disfrutarán más y querrán alargar las sesiones tanto como tú.

10. ¿Algún otro consejillo?
Enseñar requiere paciencia. Así que es importante que tú también disfrutes de la experiencia. Es genial ver cómo aprenden y desarrollan su creatividad a través del punto. ¡Te sorprenderá lo que pueden llegar a hacer con sus manos!

Ahora, es el momento de ponerse manos a la tejediversión. Anímate a compartir tu experiencia a través de las redes sociales. Nos gustará saber cómo te ha ido esta actividad en familia. Ya sabes, te tejemos mucho. Y a tus peques, también.